Imprimir
PDF
12
Abril
2013

Impulsan la generación de energía alternativa con subproductos de la madera en Entre Ríos

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

La iniciativa apunta a generar energía limpia para varias industrias de la provincia y desarrollar las PyMEs del sector maderero, aprovechando residuos de los aserraderos para fabricar pellet, un combustible que muy usado a nivel internacional. El gobernador Sergio Urribarri recibió en la Casa de Gobierno al presidente de Industriales Madereros de Federación y sur de Corrientes, Sergio Corso, y al ingeniero agrónomo y asesor de Industriales Madereros, Enrique Rieloff, entre otros referentes del sector en la provincia.

 

 

ENTRE RIOS (13/4/2013).- Industriales madereros le presentaron al gobernador Sergio Urribarri un proyecto que potencia el uso de los subproductos de la madera como sustituto en la producción de energía mediante el aprovechamiento de residuos y sobrantes de aserraderos. Este modelo de producción de energía podría llegar a autoabastecer a los propios aserraderos, además de generar pellet para reemplazar al gas licuado en muchas industrias entrerrianas. La primera planta se instalaría en Federación.


Los residuos biomásicos de origen forestal se pueden utilizar para usos energéticos, produciendo una gama diversa de productos tales como biogás, carbón vegetal, leña, chips, pellets y briquetas. La búsqueda de recursos energéticos que reemplacen al petróleo es objeto de grandes inversiones en el mundo desarrollado.


La fabricación de pellets de madera (porciones de materia vegetal comprimidas) es una de las alternativas que está siendo promovida en Europa. Hay más de 40 países en el mundo que lo elaboran. Los buenos precios internacionales del producto invitan al empresario argentino a analizar su viabilidad técnica y económica y a demandar asistencia técnica para analizar sus proyectos.



Todos los aserraderos quieren ser autoabastecerse en materia de energía, es decir, producir su propia electricidad y calor porque de este modo no dependerían del sistema eléctrico provincial y por otro lado también se ahorraría un costo de producción importante. Una de cada seis toneladas de residuos generarían energía mientras que las otras cinco se pueden transformar en pellet.



El pellet puede reemplazar muy bien al gas licuado, por ejemplo. Todas aquellas industrias, secaderos de granos, criaderos de pollos, calderas que tienen zeppelines de gas licuado que es un combustible muy caro y es importado en gran parte, podrían utilizar el pellet bajando su costo de producción y ahorrando divisas.


En Europa, los pellets se usan como insumo para las plantas térmicas de electricidad en cogeneración junto al carbón y para calefacción doméstica mediante estufas de doble combustión. Existen diversos estudios que demuestran la factibilidad técnica y ambiental de utilizar la biomasa de origen forestoindustrial como alternativa de los combustibles fósiles para generar energía eléctrica y calórica. A excepción de Italia, los principales productores de pellets de madera son los países que cuentan con recursos forestales.



El gobernador Sergio Urribarri recibió en la Casa de Gobierno al presidente de Industriales Madereros de Federación y sur de Corrientes, Sergio Corso, y al ingeniero agrónomo y asesor de Industriales Madereros, Enrique Rieloff, entre otros referentes del sector en la provincia.



Urribarri se mostró muy interesado en la propuesta, que consiste en la posibilidad de reemplazar el uso de energías contaminantes, como la generada a partir de combustibles fósiles, por energías amigables con el medio ambiente y que permitan el desarrollo integral de la cadena de valor de la madera.



Habrá otra reunión la semana próxima donde será presentada la hoja de ruta para avanzar en el proyecto. Acompañaron al gobernador, el ministro de Planeamiento, Juan Javier García; los secretarios de Energía, Raúl Arroyo y de Medio Ambiente, Fernando Raffo, el senador Enrique Cresto y el diputado Edgardo Jakimchuk.



En este marco, García comentó que "se ha elaborado un proyecto para la trigeneración de energía: eléctrica, a vapor y en base a pellet para seguir en la cadena energética, a partir de biomasa".


Trigeneración de energía
Por su parte, el presidente de Industriales Madereros de Federación y sur de Corrientes, Sergio Corso, explicó que "lo que queremos es tratar los subproductos de la madera, chips, aserrín y viruta para la trigeneración, tanto de energía como de pellet y de vapor para secar madera". Al respecto, comentó que se elaboró un anteproyecto, que fue presentado el gobernador: "Se trata de una planta piloto para replicar en cualquier lugar donde tengamos subproductos, en toda la Mesopotamia", comentó.



Federación

"Tenemos asociados desde el norte hasta el sur aserraderos, así que es una planta que podemos montarla en función de ver qué resultados nos da, creemos que van a ser muy buenos. Pero también tiene la posibilidad de replicarse en la provincia con otras ocho o 10 plantas más", indicó. Dijo además que "este primer proyecto está siendo elaborado para instalarse en Federación, donde hay un parque industrial con 46 industrias, de las cuales 14 nos hemos asociado". Esta iniciativa "es muy importante para el sector, la provincia y el país, sobre todo para suplantar energías que se traen de afuera", acotó.


Valorizar subproductos

Por su parte, el ingeniero agrónomo y asesor de Industriales Madereros, Enrique Rieloff, explicó que "la idea surgió por el interés de los aserradores de Federación que procesan madera y alrededor del 70 por ciento de la materia prima que ellos procesan y que compran cara, se transforma en un subproducto o residuo que vale muy poco".



En ese sentido, explicó que "por ejemplo, si se compran 400 pesos, lo que termina vendiéndose en subproducto entre 30 y 100 pesos".


Por lo tanto, "la idea es valorizar el subproducto del aserrado de la madera, que constituye la mayor parte de la madera que termina como aserrín o viruta, se puede vender pero tiene poco valor", explicó.


Autoabastecimiento energético

Es en ese contexto, que la idea tiene además otras razones: "Una es que todos los aserraderos quieren ser autosuficientes en materia de energía, es decir, producir su propia electricidad y calor porque de este modo no dependerían del sistema eléctrico provincial y por otro lado también se ahorraría un costo de producción importante", explicó. 

"Uno de los objetivos de los aserraderos es autoproducir su propia electricidad que van a consumir y si propio calor que necesitan para procesos de secado de la madera", especificó. Al respecto, explicó: "Si uno tiene seis toneladas de residuos, con una tonelada genera toda la electricidad y el calor que necesita y las otra cinco toneladas las puede transformar en otro producto, que en este caso, sería el pellet".


Pellet

El pellet, es un combustible que muy usado a nivel internacional: "Ya se están moviendo en el mercado mundial alrededor de 20 millones de toneladas de pellet por año", mencionó.



Para ejemplificar dijo: "En la Argentina se producen siete millones de toneladas de trigo y se exportan cuatro y lo que se comercia de pellet en el mundo son 15, por lo que es un mercado enorme, ya se consume mucho en Europa y se produce en Amércia, África, Asia en Norteamérica".


Prueba piloto

Apuntó que "nuestro proyecto en primer lugar es chico, a modo de piloto y demostrativo, que atendería una demanda de pellet regional y en la provincia en distintas industrias ya que el pellet puede reemplazar muy bien al gas licuado, por ejemplo. Todas aquellas industrias, secaderos de granos, criaderos de pollos, calderas que tienen zeppelines de gas licuado que es un combustible muy caro y es importado en gran parte, podrían utilizarlo".



Por otro lado, "la mayoría de las calderas que usan petróleo, fuel oil o diesel como son las calderas típicas de fábricas de lácteos, alimentos, frigoríficos, podrían perfectamente utilizar el pellet, se ahorran un gasto, bajan su costo de producción y el país se ahorra divisas. Esa plata no sale de Entre Ríos, sino que la plata que se gasta en comprar pellet va a quedar dentro de la provincia, moviendo un circuito económico local, que es lo que nos interesa. Además, le baja el costo al pollero, al frigorífico, a la empresa láctea, al tambero", indicó.

show_section: Política y Economía