Imprimir
PDF
25
Enero
2017

Brasil: Investigador de la Universidad Federal de Espíritu Santo confirma el mayor número de muerte de monos en 30 años

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

SegioLucenaPrimatesBrasilLa estimación de científicos de Universidad Federal de Espíritu Santo (UFES) es que habría 2 mil primates muertos en la selva de la región  de Espiritu Santo, “pero el número puede ser aún mayor” aseguró el investigador Sergio Lucena.

 

BRASIL (25/172017).- El profesor Sergio Lucena, del departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad Federal de Espíritu Santo (UFES), afirma que la muerte de monos en el Estado es un desastre y estima que más de dos mil primates morirán en la región. Para  él, los monos dieron avisos de que la fiebre amarilla había llegado a Espíritu Santo.

 

"Estamos en el comienzo de un estudio para evaluar el impacto de la fiebre amarilla en los primates. En 30 años, este es el mayor registro de la muerte de los primates en el estado. Nuestra estimación es que dos mil primates murieron en ES, pero el número puede ser mayor debido a que por cada mono muerto encontrado, posiblemente otros diez murieron en el interior del bosque y que no se han registrado".

 

Sergio Lucena también dijo que cuando comenzó la mortandad de monos en los territorios de Espíritu  Santo, se le dio la señal de alerta al  Departamento de Estado de Salud (SESA), fue cuando se comenzó a monitorear los casos y se delineó la estrategia para bloquear la enfermedad en el Estado.

 

"Los monos advirtieron que la fiebre amarilla llegó aquí. Los primates son las principales víctimas porque los seres humanos son más resistentes a las enfermedades. Las especies que mueren debido a la fiebre amarilla es Barbados o aullador. La fiebre amarilla viene para matar 80% de la población de este primate, en comparación con los seres humanos, aproximadamente el 80% de la población humana contrajo el virus de fiebre amarilla y tienen síntomas leves, que cuando está presente, acaban inmunizados. Sólo el 10 o el 20% de la población tiene síntomas medios o severos de la fiebre amarilla ", dijo.

 

El experto considera que, a pesar de la muerte de Barbados, esta no es una especie que está en peligro de ser extinguido en tierras Espíritu Santo. "Hay una posibilidad de recuperación debido a que la población de este primate es grande y está presente en varias áreas del bosque", dice Sergio.

 

La preocupación del académico y su equipo de investigación es por dos especies que son las más amenazadas: Muriquí del Norte y Sagui de la Sierra.

 

"No sabemos cuál será el impacto de la fiebre amarilla en ellos. El Muriqui Norte está presente en pequeñas poblaciones en Santa María de Jetibá, Santa Teresa y el Parque Nacional Caparaó. Pero en Santa María y se aisló la población de Santa Teresa, y lo poco, dependiendo del impacto de la enfermedad que pueden extinguir. Torcemos a estos primates son resistentes al virus ".

 

Sergio Lucena dijo que hay siete especies de monos en el Espíritu Santo y que cinco de ellos están en peligro de extinción. Las especies amenazadas son el tití vio la cresta del mono del clavo, el tití, el meriqui el norte y el aullador. Otras especies como el penacho del capuchón y la cara blanca del mono tití que también están presentes en el Estado no están en peligro de extinción

show_section: Ambiente