Imprimir
PDF
27
Enero
2017

28 de enero, Día Mundial de la Reducción de Emisiones de CO2

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

reduccionco2(1)Para generar conciencia ambiental, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció el 28 de enero como el “Día Mundial de la Reducción de Emisiones de CO2” (dióxido de carbono), también llamada “Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Terrestre”. Un día clave del año para tomar decisiones en pro del cuidado del planeta, con el objetivo de crear conciencia y sensibilizar a los habitantes que “todos” somos responsables de “salvar” el planeta sobre el cambio climático y los impactos ambientales que este ocasiona.

 

 

 

Por Patricia Escobar

 

ARGENTINA (27/1/2017).- Para generar conciencia ambiental, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció el 28 de enero como el “Día Mundial de la Reducción de Emisiones de CO2” (dióxido de carbono), también llamada “Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Terrestre”. Un día clave del año para tomar decisiones en pro del cuidado del planeta, con el objetivo de crear conciencia y sensibilizar a los habitantes que “todos” somos responsables de “salvar” el planeta sobre el cambio climático y los impactos ambientales que esta ocasiona.

 

 

Esta fecha también busca impulsar el desarrollo y aplicación de políticas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, tales como inversiones en desarrollo de fuentes de energía renovables, cambio a combustibles más limpios, mejoras en la eficiencia de los procesos de combustión y modificar las tendencias de consumo a través de la educación ambiental.

 

Los datos de las Naciones Unidas indican que 80% de la población del planeta Tierra vivirá en su mayoría en ciudades en el año 2050. Es en estos entornos es donde se producirán la mayoría de estas emisiones.

 

Dos átomos de oxigeno y uno de carbono configuran la composición de las moléculas del dióxido de carbono o CO2 que no es nocivo para preservar la vida; sin embargo, su concentración masiva en la atmósfera a consecuencia del proceso de industrialización global ha sido la causa que ha provocado el efecto invernadero con la acumulación de vapor de agua, dióxido de carbono CO2, ozono troposférico y metano. La contaminación provocada por los automóviles, según indican los expertos en la materia, es uno de los mayores responsables del exceso de este gas en la atmósfera que perjudica seriamente la calidad del medio ambiente.

 

 

Principalmente, el Cambio Climático es consecuencia de:

 

– El excesivo aumento de gases de efecto invernadero por quema de combustibles fósiles (carbón y petróleo principalmente).

 

– La producción agropecuaria y el cambio de uso del suelo, en especial la deforestación.

 

– La industrialización y actuales patrones de consumo.

 

– La gestión de residuos sólidos y líquidos en los países desarrollados produce altos niveles de gases de efecto invernadero debido al consumo de energías relacionadas con los patrones de consumo y la gran producción industrial.

 

– Ahorra agua, este es un recurso finito, del que cada vez hay más escasez. Acorta tus duchas, reutiliza el agua todo lo que puedas, llena la lavadora antes de ponerla, etc.

 

El cambio climático es un problema global que afecta a todo el planeta, la preocupación es de todos los países, es así que se firma el Protocolo de Kyoto, un convenio internacional que intentó limitar globalmente las emisiones de gases de efecto invernadero.

 

“El aumento del contenido de dióxido de carbono que se está experimentando actualmente es el componente principal del cambio climático global, por lo que debemos de dejar de lanzar CO2 a la atmósfera, así como los otros gases de efecto invernadero (metano, óxidos de nitrógeno, ozono, clorofluorocarbonos) o el calentamiento de la tierra será irreversible”, explican los expertos.

 

Ante este escenario, decidieron establecer el 28 de enero como “Día Mundial de la Reducción de Emisiones de CO2 2017”, ya que se busca generar conciencia ambiental.

 

Las emisiones de CO2 a la atmósfera deben de disminuirse para evitar el calentamiento global. ¿Qué podemos hacer en nuestro hogar para disminuir estas emisiones? En principio, cambiar de actitud: reducir el uso del auto, utilizar de manera responsable la energía y fomentar el consumo responsable (reutilizar, reciclar y reducir).

 

“Esta fecha será imprescindible en el calendario medioambiental de la humanidad, ya que de ella depende la vida del planeta en los años venideros, además del compromiso de los gobiernos, de las empresas y de cada uno desde su lugar”, señalan desde la ONU.

 

 

El mundo se hace eco de la campaña ambiental para la reducción de las emisiones CO2

 

 

Compromiso global

 

 

Después de que se firmara el Acuerdo de París (2015), en el que 111 países ratificaron su intención con un acuerdo histórico por el que se responsabilizaron de la reducción de emisiones, y con la obligación de no superar 1,5 grados centígrados en la subida de las temperaturas globales; la Cumbre del Clima en la ciudad de Marrakech (Marruecos) el pasado noviembre, estimó otro nuevo compromiso medioambiental que parece no tener marcha atrás: la inversión en energías renovables o limpias en países en vías de desarrollo.

 

Para el año 2002, las emisiones globales de CO2 por el uso de combustibles fósiles, se ha incrementado de 20.7 gigatoneladas (Gt) en 1990 a 23.4 Gt en el 2000 y alcanzó 24.1 Gt en el 2002 (p.e. un 16.4% de incremento desde 1990 hasta el 2002)3 Durante los últimos 150 años, y especialmente a partir de la Segunda Guerra Mundial, la actividad industrial provocó grandes cantidades de carbono que hasta entonces se encontraban almacenados en el subsuelo, sean liberados a la atmósfera.

 

Esto es grave, si se tiene en cuenta que la vida en el planeta depende de que los niveles de dióxido de carbono no disminuyan ni aumenten en demasía. Sin la presencia de CO2 y otros gases que permiten que el calor quede atrapado cerca de la superficie de la Tierra, la temperatura media atmosférica bajaría a 6ºC. Por otro lado, si aumenta la cantidad de CO2, el agua de los océanos entrará en ebullición.

 

 

 

 

¿QUÉ PODEMOS HACER DIARIAMENTE?

 

 

REDUCIR EL USO DEL AUTO:

Caminar, patinar, usar bicicleta o correr. Las actividades físicas vienen fenomenal para cuidar la salud, y de paso no contaminan. “Hay que cambiar de mentalidad, e incorporar el transporte público a la rutina. Si no se puede dejar el automóvil en casa, hay que apostar por los nuevos modelos híbridos o eléctricos”, explican.

 

 

USAR LA ENERGÍA EN EL HOGAR Y OFICINAS DE MANERA RESPONSABLE:

Encender los electrodomésticos y utilizarlos consume mucha energía, también el mantener las luces encendidas (cambia las lámparas por otras de bajo consumo), subir la calefacción dos grados puede ser un costo muy caro que no favorece a nadie (si tienes frío, abrígate). Lo mismo ocurre con el ascensor de la vivienda: hay que procurar usar las escaleras cuando no se lleva peso.

 

 

ANALIZAR EL ORIGEN DE DÓNDE PROVIENEN TODOS LOS PRODUCTOS QUE CONSUMIMOS NORMALMENTE:

Seguramente muchos de ellos han cruzado medio mundo para estar entre tus manos. Fomenta el consumo de km 0, ahorra mucho y no deja una huella de carbono demasiado profunda. Reciclar, reutilizar y reducir deben estar presentes en tu vida. Simplemente eligiendo esos objetos más fáciles de reciclar y evitando el plástico (daña mucho y se necesita mucha energía para reutilizarlo): alimentos sin bolsas, teniendo preferencia el vidrio a las latas de conserva. Evita renovar el armario cada temporada, eso puede suponer un gasto para tu bolsillo desaconsejable, y para el medio ambiente mucho más. Realiza trueque, recicla tu ropa, o adquiere prendas de segunda mano o ecológicas.

 

 

 

 

 

 

show_section: Ambiente