Imprimir
PDF
22
Enero
2018

Para bióloga, brote de fiebre amarilla en estados brasileños puede tener relación con la tragedia ambiental de Mariana

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Resultado de imagen para fiebre amarillaEl aumento de casos sospechosos de fiebre amarilla en Minas puede estar relacionado con la tragedia de Mariana, en 2015, según la bióloga de la Fiocruz Márcia Chame. La investigadora señala que ciudades con casos están en la ruta de desechos y destaca cambios bruscos en el ambiente. "Este puede ser el motivo, pero no es el único, sino un conjunto de aspectos que se van acumulando"; completa.

 

Fuente: Estado

 

Para bióloga, brote de fiebre amarilla puede tener relación con tragedia de Mariana

 

BRASILIA (22/1/2018).- El aumento de casos sospechosos de fiebre amarilla en Minas puede estar relacionado con la tragedia de Mariana, en 2015, según la bióloga de la Fiocruz Márcia Chame. La hipótesis tiene como punto de partida la localización de las ciudades mineras que identificaron hasta el momento casos de pacientes con síntomas de la enfermedad. Gran parte está en la región cercana al Río Doce, afectado por el rompimiento de la represa de Fundão, en noviembre de 2015.

"Cambios bruscos en el ambiente causan impacto en la salud de los animales, incluyendo monos. Con el estrés de desastres, con la falta de alimentos, ellos se vuelven más susceptibles a enfermedades, incluyendo la fiebre amarilla", afirmó la bióloga, que también coordina la Plataforma Institucional de Biodiversidad y Salud Silvestre en la Fiocruz. "Esto puede ser uno de los motivos que contribuyeron a los casos. No es el único ", completa. Márcia observa que esa región del Estado ya presentaba un impacto ambiental importante, provocado por la minería. "Es un conjunto de cosas que se van acumulando", dijo.

Además de los casos en Minas, se notificaron también muertes de monos en la región cercana a la ciudad capixaba de Colatina, también afectada por los reflejos del accidente de Mariana. No hay todavía comprobación de que los monos de esa zona murieron por fiebre amarilla. Los técnicos están en el lugar para investigar las causas de las muertes. El Espíritu Santo integra actualmente el grupo de 8 Estados que son considerados libres de riesgo para la fiebre amarilla.

Márcia afirma que los episodios de este año se asemejan a los que se registraron en 2009, cuando un brote de fiebre amarilla fue identificado en Rio Grande do Sul, área que por más de 50 años fue considerada libre de la enfermedad. "Los ambientes naturales se están destruyendo. En el pasado, el ciclo de fiebre amarilla se mantuvo en el bosque. Con la degradación del medio ambiente, los animales también se quedan más cerca del hombre, aumentando los riesgos de contaminación.

En el bosque, el vector de la fiebre amarilla es el insecto Haemagogus. Al picar un mono contaminado, el mosquito recibe el virus y, a su vez, pasa a transmitirlo en las próximas picaduras. Cuando un hombre sin vacunación entra en ese ambiente, también puede formar parte del ciclo: transmitir o ser infectado por la picadura del mosquito. Esta corriente aumenta cuando los animales, por desequilibrios ambientales, dejan sus ambientes y pasan a vivir en áreas más cercanas a pueblos o ciudades. "Con la deforestación, los animales también se desplazan, aumentando el riesgo de transmisión.

Para la coordinadora de Fiocruz, a corto plazo la medida a ser adoptada es reforzar la vacunación en las áreas de riesgo. El inmunizante, aunque seguro, debe ser aplicado de acuerdo con las recomendaciones de las autoridades sanitarias y, en caso de pacientes con enfermedades que afectan el sistema inmunológico, de acuerdo con la orientación del médico. A medio plazo, completa la bióloga, es esencial el mantenimiento de unidades de conservación. "Los animales tienen que tener espacio para vivir, evitando así la migración hacia áreas cercanas a centros urbanos", dijo. "Los animales actúan como filtros de enfermedades."

Samarco. La Fundación Renova, creada por Samarco para coordinar acciones de reparación en el área afectada por el desastre de Mariana, no se manifestó sobre las declaraciones de la bióloga de la Fiocruz. Por medio de nota, informó que está en curso un diagnóstico sobre la biodiversidad en la región. "Toda la información que tenga adherencia a las acciones en curso será incorporada por la Fundación."

 

Fotografía: GABRIELA BILO / ESTADAO

 


show_section: Ambiente