Imprimir
PDF
28
Enero
2018

Tras el envenenamiento con agrotóxicos a los cóndores en Mendoza, buscarán aplicar penas más severas sobre delitos ambientales

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El análisis de las muestras detectó que existían rastros de carbofurano, un pesticida muy tóxico.Tras los resultados de la investigación, la decisión del gobernador de Mendoza fue de reclamar que “el nuevo Código Penal castigue a quienes pongan en peligro de extinción a una especie”. Aprovechará para ello la visita a Mendoza en febrero de la comisión de juristas que, por instrucción del Presidente Mauricio Macri, prepara desde hace casi un año el anteproyecto, informó la prensa mendocina.

 

 

Fuente: Los Andes y Clarín


MENDOZA (28/1/2018).- El tétrico hallazgo en el sur de 34 cóndores muertos por envenenamiento se ganó rápidamente un lugar en la agenda de la sociedad y de la propia política. Tanto que el Gobierno provincial buscará que el episodio deje una marca en el Código Penal de la Nación, de modo que, en el futuro, se apliquen penas para los culpables de delitos similares.

Está dada la oportunidad para hacerlo. El próximo 9 de febrero desembarcará en Mendoza una comisión de juristas que, desde comienzos de 2017, trabaja en la elaboración de un nuevo Código Penal, por orden del presidente Mauricio Macri. A ellos acudirá el gobierno de Cornejo con el pedido.

El hecho es muy importante para una gestión provincial que tiene entre sus principales ejes la transformación de la Justicia. Además, la visita a Mendoza de la comisión de reforma del Código Penal generará la última reunión previa al envío del anteproyecto a la Presidencia, que se producirá en marzo. Después, la iniciativa será pulida en el Poder Ejecutivo y enviada al Congreso.

Macri imagina el nuevo Código Penal como uno de sus legados más importantes. Creado en 1921, el texto nunca ha recibido modificaciones de fondo, a pesar de haber tenido numerosas reformas. Se da por descontado que la norma irá al Congreso este año y hay quienes imaginan que el proyecto producirá una polarización del oficialismo con el kirchnerismo, debido al endurecimiento de penas.

El gobierno de Cornejo tiene buenos vínculos con algunos integrantes de la comisión reformista, que está supervisada por el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, y su par de Seguridad, Patricia Bullrich. En especial, los funcionarios mendocinos dialogan con el camarista Carlos Alberto Mahiques, ex funcionario de la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. Fue con él con quien se organizó la venida de la comisión a Mendoza, justo antes del cierre del anteproyecto.

El 9 de febrero habrá al menos dos eventos importantes, en la Casa de Gobierno y el Hotel Intercontinental. Pero no todo será vidriera política. El Poder Ejecutivo mendocino detectó que, en el anteproyecto del Código Penal, no se prevén castigos para hechos como el envenenamiento de cóndores en Los Molles, a pesar de que los delitos contra el ambiente tienen un apartado particular.

"Vamos a pedir que se tipifique como delito el hecho de poner en riesgo una especie y que la pena la decidan en el Congreso de la Nación. En España hay penas de hasta 40 años de prisión y se le llama ecocidio", anticipó al respecto el subsecretario de Justicia, Marcelo D`Agostino.

 

Investigación

Los especialistas del Departamento de Delitos Ambientales de la Policía Federal Argentina concluyeron que los 34 cóndores que fueron hallados muertos en la localidad de Los Molles al sur de la Provincia de Mendoza fueron envenenados.

El análisis de las muestras de cultivos y de frutos en el puesto Rojas, a 75 Km de la mencionada localidad arrojó como resultado que existían rastros de carbofurano, un pesticida muy tóxico utilizado en el control de plagas de insectos en diversos cultivos.

Según publicó el diario Los Andes, las aves murieron por una práctica tan común como peligrosa entre los ganaderos de la región: cuando un depredador mata a uno de sus animales, los criadores envenenan los restos del cadáver que estas especies dejan apartadas para continuar comiéndose.

De esta manera, cuando los pumas o zorros regresan y siguen saciando su hambre, ingieren el veneno con que fue rociada su presa, y mueren. Quienes también quedan expuestas son lasespecies carroñeras, como el cóndor, que se alimentan con los restos que dejan los depredadores.

El puestero detenido, Nibaldo Baigorria, y un sospechoso de apellido Rojas que está prófugo fueron imputados por "Daño agravado por uso de sustancia venenosa e infracción a la Ley de Fauna" por depredación de fauna silvestre mediante medio prohibido.

En Mendoza el Cóndor Andino está declarado Monumento Natural Provincial. La aparición de las aves junto con los cadáveres de un puma y algunos animales de corral se convirtió en un misterio y requirió la intervención de distintas áreas del Gobierno y la Justicia para investigar las causas.

show_section: Ambiente