Imprimir
PDF
01
Abril
2015

Daniel Duran: “Se necesitan políticas de apoyo a la producción y que la industria de la madera vuelva a exportar”

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

DanielDuran1

 

El empresario forestal Daniel Duran, socio gerente de Selva SRL de Eldorado, dialogó con ArgentinaForestal.com sobre el escenario actual del mercado foresto-industrial, en la entrevista analizó los principales problemas que enfrentan para ser competitivos y se refirió los cambios necesarios de cara a las próximas elecciones presidenciales para recuperar la actividad exportadora en la Argentina.

 

 

Por Patricia Escobar

 

MISIONES (1/4/2015).-El empresario forestal Daniel Duran se refirió a la evolución de precios de insumos/productos en el sector foresto industrial misionero en el seminario realizado en Puerto Iguazú días atrás -organizado por Inderfor SA-, y en la entrevista con ArgentinaForestal.com consideró que se verán afectado en los próximos años frente a la sobreoferta que habrá para el abastecimiento de materia prima. “El precio de los rollos para la industria subirá mucho, y lógicamente el más castigado será el productor ya que hay ciertos valores como los combustibles y la mano de obra que se siguen encareciendo, con lógica razón ya que hay inflación. Por ello, el diferencial entre el costo del servicio y el precio del monte en pié lo absorberá el productor de monte en pié”, aseveró.

 

DanielDuran3Por el contrario, el industrial dispondrá para el aserradero de suficiente materia prima para los próximos años, con buenos diámetros. “Por ello, es necesario recupera el mercado exportador que hoy prácticamente está paralizado en el sector de la madera. Seguramente, para el próximo año, con el cambio de gobierno en la Argentina tendrán que buscar la manera devaluar para poder ser más competitivo en el exterior”, dijo Duran.

 

 

Desde su visión, el panorama para el corto plazo “es optimista”, considerando que “el país tendrá que salir a exportar, no solo madera del NEA, también la producción de vino de Mendoza que  tiene problemas, el té de Misiones, el tabaco, la fruta de Río Negro, es decir que ya la situación llegó a su límite y algo se tendrá que hacer para revertir este escenario productivo. No podemos sobrevivir con el mercado interno, tenemos que salir al mundo a vender nuestros productos”, remarcó el empresario.

 

En ese contexto, consideró que “la madera misionera tendrá una oportunidad, la industria forestal está instalada en la provincia, las empresas realizan una actualización permanente de tecnologías, existe conocimiento, capacidad técnica, recursos humanos calificados, hay un buen futuro por lo menos para la industria de la madera”, aseveró.

 

Pero agregó que “sin dudas hay aspectos a mejorar para ser competitivos en el mercado internacional. El gobierno nacional debe ajustar la inversión hacia las vías de comunicación que hoy no son buenas, la generación de energía aún es deficiente –por lo menos en Corrientes-, el costo de logística es muy caro para exportar. Solamente si hay devaluación se podrá exportar de igual manera, de lo contrario el escenario es crítico”, dijo.

 

 

Revisión y nuevas políticas


Para Duran, el próximo gobierno que asuma la conducción provincial “tendrá que revisar algunas políticas y hacer un cambio frente a la presión impositiva, por ejemplo. Si se quiere poner en marcha la producción forestal y mejorar la economía, es mejor dejar de cobrar Ingresos Brutos a la exportación. Hoy prácticamente las Pymes no están exportando, por lo tanto es un impuesto que no lo cobra, pero frena las posibilidades de quien quiera intentarlo. Solo Arauco Argentina en Misiones está exportando madera, y su fabrica tiene tecnología automatizada, es de escala, no tiene un alto empleo”, explicó.

 

En este sentido, agregó que “los gobiernos –nacionales y provinciales- tendrán que hacer algunos cambios en sus políticas, o terminaremos todos como trabajadores del Estado o con Planes Sociales”, cuestionó.

 

“Se debe admitir que hay una desaceleración en la producción industrial, hay mano de obra desempleada y cada vez más gente se queda fuera del circuito laboral. Si hay más presión impositiva, las empresas llegaremos a tener que dejar trabajar, todo es un círculo vicioso. Tuvimos dos feriados largos seguidos estas últimas semanas, son 19 feriados en todo el año, y esto afecta días de producción e implica dejar de trabajar, lo que repercute en forma negativa en la economía”, advirtió.

 

Agregó que “a diferencia de otros países, en Argentina la gente está en la calle cualquier día de la semana, paseando porque tienen subsidio o están haciendo trámites burocráticos, no está produciendo. Pero alguien tiene que pagar eso. Creo que hay que recuperar la cultura del trabajo, que es lo que se ha perdido en estos años”, concluyó.

show_section: Entrevistas