Imprimir
PDF
21
Marzo
2017

Bosques y energía: Un 40% del suministro actual de energía renovable en el mundo procede de la madera

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Bosques y energía: Un 40% del suministro actual de energía renovable en el mundo procede de la maderaHoy se celebra el Día Mundial de los Bosques que este año se ha organizado en torno al tema “Los bosques y energía”. A escala mundial, la madera proporciona una cantidad de energía mayor que la generación solar, la hidroeléctrica o la eólica y el contenido energético que albergan los bosques equivale a unas 10 veces el consumo mundial anual de energía primaria. España es el tercer país europeo con más superficie arbolada y, sin embargo, la tasa de extracción es del 41% en España mientras que en la UE es del 69%.

 

 

 

Fuente: Energy News

 

ESPAÑA (21/3/2017).- Los bosques tienen un importante potencial como recursos renovables para satisfacer la demanda energética de todo el planeta. De hecho, a nivel mundial, un 40% del suministro actual de energía renovable en el mundo procede de la madera. Aproximadamente el 50% de su producción -alrededor de 1.860 millones de metros cúbicos- se utiliza como fuente de energía para cocinar, calentarse y generar electricidad, dice la FAO con motivo de Día Mundial de los Bosques.

 

Por eso, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura quiere aprovechar esta fecha para llamar la atención sobre el hecho de que “un aumento de la superficie de arboledas familiares y comunitarias sostenibles y el uso de cocinas de leña limpias y eficientes pueden facilitar el acceso de millones de personas más de los países en desarrollo a energía barata, fiable y renovable”.

 

Bosques y energía ¿Un tandem sostenible?

 

Y no sólo eso, también el uso energético de la madera genera empleo. Según las mismas fuentes, la dendroenergía -aquella energía que procede de biocomustibles en cualquier estado procedente de los bosques- emplea aproximadamente 883 millones de personas de países en desarrollo.

 

Pero ¿es compatible la explotación energética de la madera con la preservación de la biodiversidad de los bosques y la sostenibilidad de las comunidades que los habitan? Según la FAO “un aumento de las inversiones en la producción de dendroenergía y dendrocombustibles avanzados puede proporcionar ingresos para financiar una mejor gestión forestal, más bosques en crecimiento y más puestos de trabajo“. La modernización de este sector, por tanto, puede ayudar a revitalizar las economías rurales y estimular el desarrollo empresarial, añade.

 

 

A su juicio “una mayor inversión en innovación tecnológica y en la gestión sostenible de los bosques es la clave para aumentar el papel de éstos como fuente principal de energía renovable. De esta forma, invertimos en nuestro futuro sostenible, en el cumplimiento de distintos Objetivos de Desarrollo Sostenible y en el fomento de una economía verde“.

 

La biomasa forestal y la energía en España

 

España es el tercer país europeo con más superficie arbolada y su tasa de crecimiento forestal es superior a la media de Europa. En cifras, un 54% de la superficie de nuestro país es forestal, y de este porcentaje un 34% es arbolada. Sin embargo, la tasa de extracción es del 41% en España y en la UE del 69%, según explicó Patricia Gómez, Gerente de la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España-COSE, en una jornada sobre biomasa que tuvo lugar en la reciente feria internacional de energía y medioambiente GENERA 2017, organizada por APPA Biomasa y la Unión por la Biomasa.

 

Tal es así que, según expuso, en 2009 únicamente 8,6 millones de m3 de la biomasa forestal existente se utilizó con fines energéticos, con un valor económico total equivalente a 40-50 millones de euros al año. A juicio de Patricia Gómez, esta fuente de ingresos, completamente local, podría duplicarse o triplicarse si se aprovecharan muchos más recursos forestales y se completara el ciclo productivo de los mismos.

 

Es más, afirmó que podrían usarse más de 12 millones de toneladas de biomasa forestal con fines energéticos, de acuerdo con los datos que maneja COSE. Esta organización asegura que aproximadamente cada mil toneladas se genera un empleo. Su gerente concluyó citando al proyecto ENERSILVA y ofreciendo un dato esclarecedor: desperdiciar 3 kilos de biomasa es equivalente a desperdiciar un litro de gasolina.

show_section: Internacionales