Imprimir
PDF
15
Abril
2017

El comercio internacional de madera nativa amenaza a casi 500 especies de vertebrados

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Estudio analizó 174 países importadores y exportadores de madera y sus derivados. El costo de ese comercio es demasiado alto para la biodiversidad de numerosas especies animales. Pero impacto global puede reducirse con prácticas amigables como Tala de Impacto Reducido. Bolivia, Filipinas, Gambia, Nicaragua y Sri Lanka lideran las pérdidas, con montos que superan los $3,000 por hectárea forestal al año, revela estudio internacional publicado en la revista Science of the Total Environment.

 

 

 

Fuente:Scidev.net

 

El comercio internacional de madera amenaza a casi 500 especies de verte...

 

 

AMÉRICA LATINA (14/4/2017).- Los suelos dedicados a la explotación comercial forestal (madera, pulpa para papel, paneles de madera) causan pérdidas mundiales en servicios ecosistémicos equivalentes a US$ 1.500 millones anuales y amenazan con extinguir 485 especies de vertebrados, según un estudio que analizó las consecuencias del uso forestal del suelo en 174 países importadores y exportadores de madera y sus derivados.

 

Para cada país los investigadores cruzaron datos de la superficie forestal plantada y con manejo de bosques, su biodiversidad, densidad de mamíferos, anfibios, reptiles y aves, y el valor monetario de sus servicios ecosistémicos.

 

El reporte analizó las consecuencias del uso forestal del suelo en 174 países importadores y exportadores de madera y sus derivados. Para cada país los investigadores cruzaron datos de la superficie forestal plantada y con manejo de bosques, su biodiversidad, densidad de mamíferos, anfibios, reptiles y aves, y el valor monetario de sus 22 servicios ecosistémicos entre ellos, proveer alimentación a otras especies, suministrar agua potable, contribuir a regular el clima, prevenir la erosión de los suelos, contribuir con la polinización de los cultivos y la recreación, entre otros.

 

Un tercio del planeta está cubierto de bosques y son el hogar del 80% de...

El estudio concluye que la destrucción de servicios ecosistémicos causada por el consumo interno y el comercio internacional de madera conlleva impactos económicos y sobre la biodiversidad cuyos principales afectados son países tropicales de bajos ingresos. Bolivia, Filipinas, Gambia, Nicaragua y Sri Lanka lideran las pérdidas, con montos que superan los $3,000 por hectárea forestal al año, revela el estudio.

 

 

Estos últimos contemplan 22 actividades, como alimentación, suministro de agua, regulación climática, prevención de erosión, polinización y recreación, entre otros.

 

El estudio, publicado en Science of the Total Environment, concluye que la destrucción de servicios ecosistémicos causada por el consumo interno y el comercio internacional de madera conlleva impactos económicos y sobre la biodiversidad cuyos principales afectados son países tropicales de bajos ingresos.

 

Bolivia, Filipinas, Gambia, Nicaragua y Sri Lanka lideran las pérdidas, con montos que superan los US$3.000 por hectárea forestal al año, revela el estudio. ”Esto indica que los bienes forestales que exportan están subvalorados y, por lo tanto, podrían estar subsidiando niveles de consumo no sustentables en naciones importadoras”, dicen los autores.

 

Los cinco países cuyo consumo proyectado de madera genera mayor impacto sobre la biodiversidad global son China, India, Brasil, Indonesia y México. De las 485 especies en riesgo de extinción, un tercio (155) es atribuible a la explotación maderera para exportación.

 

Abhishek Chaudhary, investigador de ETH Zurich y líder del estudio, dice a SciDev.Net que “si los gobiernos actúan inmediatamente para prevenir estas extinciones a través de esfuerzos de conservación, la mayoría puede salvarse”.

 

Para reducir dicho impacto, agrega, “los países productores pueden adoptar prácticas de cosecha amigables, como la ‘Tala de Impacto Reducido’. Y las naciones consumidoras pueden disminuir las importaciones desde países donde se proyectan mayores impactos y compensarlos a través del ‘Pago por Servicios Ecosistémicos’, además de pagar mayores precios a países tropicales cuyas exportaciones están subvaloradas, lo que puede destinarse a conservación de su biodiversidad”.

 

 

”Esto indica que los bienes forestales que exportan están subvalorados y, por lo tanto, podrían estar subsidiando niveles de consumo no sustentables en naciones importadoras”, dicen los autores.

 

Los cinco países cuyo consumo proyectado de madera genera mayor impacto sobre la biodiversidad global son China, India, Brasil, Indonesia y México. De las 485 especies en riesgo de extinción, un tercio (155) es atribuible a la explotación maderera para exportación.

 

“Si los gobiernos actúan inmediatamente para prevenir estas extinciones a través de esfuerzos de conservación, la mayoría puede salvarse”, dijo Abhishek Chaudhary, investigador de ETH Zurich y líder del estudio.

 

Para reducir dicho impacto, agrega, “los países productores pueden adoptar prácticas de cosecha amigables, como la ‘Tala de Impacto Reducido’. Y las naciones consumidoras pueden disminuir las importaciones desde países donde se proyectan mayores impactos y compensarlos a través del ‘Pago por Servicios Ecosistémicos’, además de pagar mayores precios a países tropicales cuyas exportaciones están subvaloradas, lo que puede destinarse a conservación de su biodiversidad”.

 

Rodrigo Arriagada, director del Centro para el Impacto Socioeconómico de las Políticas Ambientales, en Chile, señala que hoy parte importante de la madera que se exporta a países desarrollados tiene certificaciones de sustentabilidad impulsadas por la propia industria. “Y desde este año se requerirá demostrar que su producción no gatilla conflictos sociales”.

 

Pese a ello, agrega, “aún existe mucha explotación forestal ilegal. Ahí se puede avanzar mucho más, mientras que mayor información a los compradores permitirá tomar mejores decisiones sobre qué consumir”.

 

Este texto fue publicado en Scidev.net, una red internacional de comunicadores que publican noticias sobre ciencia y tecnología para el desarrollo global.

 

Rodrigo Arriagada, director del Centro para el Impacto Socioeconómico de las Políticas Ambientales, en Chile, señala que hoy parte importante de la madera que se exporta a países desarrollados tiene certificaciones de sustentabilidad impulsadas por la propia industria. “Y desde este año se requerirá demostrar que su producción no gatilla conflictos sociales”.

 

Pese a ello, agrega, “aún existe mucha explotación forestal ilegal. Ahí se puede avanzar mucho más, mientras que mayor información a los compradores permitirá tomar mejores decisiones sobre qué consumir”.

 

 

 

 

show_section: Internacionales