Imprimir
PDF
28
Marzo
2014

Pomera avanzará en la construcción de una planta generadora eléctrica con biomasa forestal

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Debido a los daños totales causados por el incendio no puede seguir operando el aserradero de la empresa en Gobernador Virasoro, pero logró la adjudicación por licitación pública para avanzar en la inversión prevista de 60 millones de dólares que le demandará la nueva planta generadora de energía. Hoy cerraron un acuerdo por una indemnización completa con 121 trabajadores de la planta, que fue avalado por el gremio maderero y deberá ser homologado por el Ministerio de Trabajo de Corrientes.

 

 

 

Por Patricia Escobar

BUENOS AIRES Y CORRIENTES (28/3/2014).- A semanas del incendio sufrido en el aserradero Pomera Madera, que destruyó en su totalidad la planta industrial, la empresa definió el escenario a seguir apostando a continuar en el proceso productivo que permite la cadena foresto-industrial y anunció que continuarán con el proyecto de inversión para la construcción de una planta para producción de energía eléctrica a partir de biomasa forestal.

 

Este proyecto lo tenían en carpeta desde hace algunos años, llevará una inversión de 60 millones de dólares, ya logró la adjudicación por licitación pública. La nueva planta eléctrica será una sociedad de Pomera con el Grupo Benicio, de José Cartellone. Tendrá una capacidad de generación de 40 MW. en forma sustentable, y llevará 2 años de construcción. Una vez puesta en marcha, consumirá unas 600.000 toneladas de biomasa al año.

 

Sin dudas, el sabor amargo que se encuentra atravesando la empresa y sus trabajadores, está relacionado al futuro del aserradero ubicado en la localidad de Gobernador Virasoro, ya que por la magnitud de los daños producidos explicaron que “resultó materialmente imposible para la compañía retomar la actividad productiva de la planta en el corto plazo: la destrucción causada por el incendio fue total”, aseveraron en contacto con ArgentinaForestal.com

 

Tras una semana sin actividad, la empresa comunicó hoy a los 121 empleados que trabajaban en la planta industrial que recibirán su indemnización completa, de acuerdo a su antigüedad y posición, como parte de un acuerdo a homologarse por el Ministerio de Trabajo provincial.

 

En este contexto, desde Pomera señalaron que “pese a la desgracia que obligó a discontinuar por cuestiones de fuerza mayor la actividad del aserradero, se continuará el desarrollo productivo en la zona con su actividad forestal, que es la más expandida, y con la producción de postes impregnados, además de avanzar con la construcción de una central de generación eléctrica a partir de biomasa forestal”.

 

Cuando el proyecto de la generadora se inicie, la empresa daría prioridad de contratación en este proyecto a los empleados que pertenecían al aserradero y que tengan el perfil de los puestos requeridos.

 

Compromiso social

En un sector en el que a veces existe informalidad, en Pomera la totalidad de sus empleados están en blanco y esto garantizó que no se vieran afectados sus derechos laborales por la situación del aserradero. “El 70% de la indemnización se les pagó este mismo viernes, y el 30% restante al momento de homologarse el convenio. Si bien la destrucción de la fuente de trabajo podría encuadrarse en la figura del Procedimiento Preventivo de Crisis, la compañía no hizo uso de este mecanismo, que implicaría una menor indemnización para los trabajadores y un mayor plazo de pago”, precisaron.

 

Agregaron que se hará efectivo el pago del 100 por ciento de todos los conceptos indemnizatorios, según lo establecido por la ley laboral, y así lo informaron al secretario general del Sindicato de Obreros Madereros de Corrientes, Ricardo Kupec, quien se solidarizó con los trabajadores afectados y aseveró que “además van a poder seguir utilizando la obra social del sindicato”.

 

Por otra parte, desde Pomera también se encuentran realizando gestiones para ayudar a la reinserción laboral de los empleados afectados, y enviarán un listado del personal a empresas de la zona y a las asociaciones de la región de las que participa, como la Asociación de Aserraderos de Corrientes y la APICOFOM (Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y Norte de Corrientes). Además, aquellos trabajadores que estén realizando los cursos de terminalidad escolar que la empresa lleva adelante, seguirán con los mismos.

Reinserción laboral

Directivos de la empresa se reunieron con las autoridades provinciales para informarles la situación. El ministro de Industria, Trabajo y Comercio de Corrientes, Ignacio Osella, expresó: "Es importante que estén haciendo el proceso dentro de lo que marca la ley laboral y valoramos el hecho de que paguen el 100% de la indemnización, aun pudiendo acogerse al proceso de crisis preventiva; eso nos indica que quieren minimizar el impacto en los trabajadores y sus familias". Y agregó: "Vamos a seguir de cerca el proceso de reinserción laboral de los trabajadores, considerando no solamente la importancia de la fuente de trabajo; sino también teniendo en cuenta que se trata de personal calificado y capacitado que seguramente será de utilidad en las industrias de la zona".

 

El incendio en el aserradero comenzó el jueves 13 de marzo en la tarde y sólo pudo ser controlado después de más de 12 horas de trabajo de ocho dotaciones de bomberos. Si bien en un principio se dijo que la caldera había “explotado”, luego se comprobó que no había sido así, pero aún se espera el informe de las pericias para conocer el origen del siniestro.

 

La planta quedó totalmente destruida, aunque no hubo que lamentar víctimas fatales ni heridos. Por otra parte, ante la notable actuación de los bomberos, se evitó que se incendiara la recientemente inaugurada planta de impregnación de postes, que sigue su actividad normalmente en el predio afectado.

 

show_section: Inversiones