Imprimir
PDF
29
Septiembre
2017

Egger tomará el control del negocio industrial de Masisa Argentina a partir del 1 de octubre próximo.

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Masisa materializó la venta de un complejo industrial ubicado en Concordia, Argentina, a la sociedad austriaca fabricante de tableros de madera denominada EGGER Holzwerkstoffe GmbH, luego de cumplirse una serie de condiciones estipuladas en el contrato, siendo la más relevante la autorización de la Transacción por la Dirección de Asuntos Técnicos de Fronteras de Argentina.Esta operación implicará una utilidad consolidada de aproximadamente US$97 millones. Los fondos obtenidos de esta venta se usarán para pagar deuda. En tanto en Brasil, Arauco adquirió los activos de Masisa por una operación que superará los US$ 102 millones y se debería materializar en tres meses.

 

Fuente: Lignum

 

CHILE (29/9/2017).- Este viernes, Masisa materializó la venta de un complejo industrial ubicado en Concordia, Argentina, a la sociedad austriaca fabricante de tableros de madera denominada EGGER Holzwerkstoffe GmbH, luego de cumplirse una serie de condiciones estipuladas en el contrato, siendo la más relevante la autorización de la Transacción por la Dirección de Asuntos Técnicos de Fronteras de Argentina.

De esta manera, Egger tomará el control del negocio industrial de Masisa Argentina a partir del 1 de octubre próximo.

Con un valor de venta de US$155 millones, el complejo industrial cuenta con dos líneas de tableros MDF con una capacidad instalada de 280.000 m3 anuales; dos líneas de tableros de partículas con una capacidad instalada de 165.000 m3 anuales; tres líneas de recubrimientos melamínicos con una capacidad instalada de 274.000 m3 anuales; una línea de recubrimiento de folio con una capacidad instalada de 40.000 m3 anuales; y líneas de molduras de MDF con una capacidad instalada anual de 74.000 m3.

Esta operación implicará para Masisa una utilidad consolidada de aproximadamente US$97 millones. Los fondos obtenidos de esta venta se usarán para pagar deuda de Masisa, destaca el comunicado de la compañía.

Proceso de desinversión

Esta transacción se enmarca en el proceso de desinversión de los activos industriales de la compañía en Argentina, Brasil y México anunciado el pasado 17 de julio. Esta venta del negocio industrial de Masisa Argentina, más la venta de Masisa Brasil ya anunciada por aproximadamente US$103 millones, que se espera se cierre en los próximos meses, implica un monto de desinversión de US$258 millones por ahora.

Este proceso le permitirá a Masisa focalizarse en su negocio forestal y en su actividad comercial en negocios de mayor valor agregado en la Región Andina, Centroamérica, Estados Unidos, Canadá y otros mercados de exportación, manteniendo su capacidad productiva para abastecer la región desde Chile y Venezuela. Con estas desinversiones Masisa bajará su nivel de endeudamiento, lo que junto a una reducción de gastos corporativos y operacionales que se está implementando, le permitirá una mejora en la rentabilidad de su negocio.

Masisa está siendo asesorada en estos procesos por el consorcio conformado por el banco de inversión colombiano Inverlink y UBS Investment Bank.

 

 

Arauco adquiere los activos de Masisa en Brasil

 

A través de un hecho esencial a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), el directorio de Masisa informó anoche que aprobó la venta de su filial en Brasil a Arauco y Constitución S.A., en un valor de empresa de US$102.811.917.

“El comprador asumirá la deuda de Masisa Brasil por US$44.711.823, por lo que una vez consumada la transacción, Masisa recibirá de Arauco Brasil la suma de US$58.100.094”, se indicó en el hecho esencial.

La operación no incluirá la caja de Masisa Brasil que se estima en US$11 millones, lo que sumado a lo que recibirá la firma por la transacción sumará un total de casi US$70 millones, “que se usarán para reducir la deuda de la sociedad, adicional a la deuda local de Masisa Brasil que asume el comprador”.

Los principales activos involucrados en la operación son los activos industriales ubicados en Ponta Grossa (Paraná) y en Montenegro (Rio Grande do Sul) que, entre ambas, poseen una línea de tableros MDP con una capacidad instalada de 500 mil m3 anuales y cuatro líneas de recubrimientos melamínicos con una capacidad total instalada de 660 mil m3 anuales.

La operación debería materializarse en los próximos tres meses, una vez que se cumplan las condiciones precedentes contenidas en el contrato, entre ellas la autorización de la autoridad de libre competencia de Brasil (CADE).

Esta transacción, señaló Masisa, se enmarca dentro del proceso de desinversión de los activos industriales de la sociedad en Argentina, Brasil y México anunciada el pasado 17 de junio, que sumaría unos US$258 millones, y que está siendo asesorada por un consorcio conformado por el banco de inversión colombiano Inverlink y UBS Investment Bank.

Planta MDF Jaguaraiva“Este proceso le permitirá a Masisa focalizar su actividad comercial en negocios de mayor valor agregado en la región Andina, Centroamérica, Estados Unidos, Canadá y otros mercados de exportación, manteniendo su capacidad productiva para abastecer la región desde Chile y Venezuela y manteniendo también su negocio forestal”, indicó el grupo.

“Con estas desinversiones, la sociedad bajará significativamente su nivel de endeudamiento, lo que junto a una reducción de gastos corporativos y operacionales que se encuentra implementando, le permitirá una mejora importante en la rentabilidad de su negocio”, sostuvo.

Por su parte, Matías Domeyko, vicepresidente ejecutivo de Arauco, resaltó que “se trata de una acción estratégica que va en línea con posicionar a Arauco como una empresa global, presente en el mundo con nuevos desafíos. Con esta operación consolidamos nuestra oferta en el mercado brasileño y Sudamericano. Asimismo, se generará una interesante sinergia, dada nuestra presencia anterior en este país”, consigna el comunicado de la forestal.



show_section: Inversiones