Imprimir
PDF
08
Julio
2015

Placas de madera: una para cada necesidad

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

En ascenso. Las placas de madera, un material cada vez más empleado. Las diferentes opciones del mercado. Principales características, usos y aplicaciones. Precios de referencia. Desde Moconá, destacan que las posibilidades de uso de las placas son muy amplios. Y agregan: “Antes, se las veía en muebles casi exclusivamente; en la construcción moderna de hoy, se emplean en diferentes ambientes y con fines diversos. Un ejemplo son las placas de fenólico, que brindan mayor resistencia y durabilidad”.

 

Fuente: La Voz

 

CÓRDOBA (8/07/2015).- Las placas de madera son un recurso al alcance de la mano. Hoy, el mercado propone numerosas versiones y a bajo precio de este material práctico y versátil, que se coloca en revestimientos de paredes, pisos, muebles y hasta en sectores de trabajo, como la cocina.

 

Desde Moconá, destacan que las posibilidades de uso de las placas son muy amplios. Y agregan: “Antes, se las veía en muebles casi exclusivamente; en la construcción moderna de hoy, se emplean en diferentes ambientes y con fines diversos. Un ejemplo son las placas de fenólico, que brindan mayor resistencia y durabilidad”.

 

Una por una

· Placas para contrachapados (terciados o fenólicos). Consisten en sucesivas chapas muy delgadas de madera, unidas por un adhesivo fenólico que les brinda gran resistencia a la humedad (son especialmente aptas para el uso en obra). Las chapas (generalmente de pino, eucaliptus u otras maderas) se colocan de modo tal que alternan la orientación de las fibras, entrecruzándolas a 90 grados para obtener una mayor resistencia, durabilidad y estabilidad dimensional por la compensación de fuerzas. Esta característica da origen a la denominación “compensados fenólicos”.

 

Usos: recomendadas para emplacar puertas, por su buena resistencia a la humedad y facilidad de pintado. También se utilizan como estructura de base para pisos de madera y permiten ser usadas en exteriores. Asimismo, se las emplea como piso rústico con tratamientos.

 

· Placas OSB (Oriented Strand Board). Producto elaborado a partir de virutas de madera. Son unidas mediante una cola sintética y posteriormente prensadas, sometiéndolas a presiones y temperaturas determinadas. Las virutas que conforman el tablero van dispuestas en capas perfectamente diferenciadas y orientadas: en general, las capas exteriores se orientan en dirección longitudinal, mientras que las virutas de las capas internas son orientadas en dirección perpendicular a la longitud del tablero.

 

Usos: recomendadas para aplicaciones estructurales en la construcción, son óptimas como soporte para pavimentos, revestimiento de paredes y de tejados estructurales. Hay una amplia gama de aplicaciones en las que el tablero OSB puede ser utilizado y existen diversos tipos de tableros para diferentes niveles de soporte de carga estructural y condiciones ambientales.

HDF y MDF. Presenta una estructura uniforme y homogénea y una textura fina que permite que sus caras y cantos tengan un acabado perfecto.

· Placas de aglomerado. Finalmente, esta variante consiste en planchas hechas con una mezcla de partículas de madera, símil aserrín, generalmente de pino mezcladas con colas especiales, prensadas en condiciones de presión y temperatura controladas. Así, se obtienen planchas de medidas fijas estandarizadas, con características mecánicas y físicas uniformes y bien definidas. Pueden ser enchapadas, melaminizadas o decoradas para diversas aplicaciones. Poseen ambas caras perfectamente lisas y parejas, apropiadas para enchapar con láminas de madera natural, láminas decorativas, celulósicas decorativas, PVC u otras naturales. Ofrecen óptimas características de trabajo: se cortan, se perforan, maquinan y atornillan sin inconvenientes.

 

Usos habituales: en su versión delgada (de espesores de 4, 6 y 8 milímetros) las placas de aglomerado se pueden usar como fondo de cajones y como parte trasera de muebles para la fabricación de puertas placa, cielos rasos y embalajes de todo tipo. Pueden ser aplicadas como tabique o elemento de división autosoportante para zonas no expuestas a la humedad. Sin lugar a dudas, se trata de la forma más rápida y económica para dividir recintos.

 

HDF y MDF. Presenta una estructura uniforme y homogénea y una textura fina que permite que sus caras y cantos tengan un acabado perfecto.

 

Costos

Placa MDF Fibrofácil 9 mm 1,83 x 2,75 metros, desde $ 310

 

Placa OSB de 9,5 mm 1,22 x 2,44, desde $ 230

 

Aglomerado, 18 mm desde $ 350

 

Placa Fenólico Grandis Industrial 18 mm 1,22 x 2,44 metros, desde $ 430

 

Fuente: relevamiento propio en negocios del rubro.

 

Las placas de fibras

Son fabricadas con partículas desmenuzadas, consideradas la fibra de la madera, que se ligan mediante diferentes tipos de adhesivos. Se la conoce también como placa Fibrofácil (derivada del nombre comercial). Tienen mayor resistencia mecánica, pero menor capacidad para absorber líquidos. Pueden ser:

• MDF (Medium Density Fibreboard), placa de fibra de media densidad.

• HDF (Hight Density fibreboard), placa de fibra de alta densidad.

Las placas MDF resultan una excelente alternativa para trabajos de molduras, como así también para diseños de diferentes formas, gracias a su gran versatilidad y amplia variedad (grueso, delgado, desnudo y recubierto). En cambio, el HDF es un tablero de fibra de alta densidad, compuesto por madera de alta resistencia a la humedad. Es fabricado con adhesivos fenólicos.

Las placas de fibras se emplean en: puertas –pisos laminados–, muebles de cocina y de baño –cajones–, componentes de automóviles y aparatos de música, revestimiento en paredes y cubiertas.

*Especial

 

 

show_section: Madera & Mueble