Imprimir
PDF
29
Marzo
2017

Para evitar despidos, tres fábricas de terciados iniciaron proceso de reducción horaria afectando a 400 trabajadores madereros

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El secretario general del Sindicato de Obreros de la Industria de la Madera –Delegación Eldorado (Misiones), Aureliano Sánchez, confirmó la medida y se suma preocupación en la industria forestal. Las medidas fueron adoptadas por la empresa COAMA Sudamérica (Eldorado), Henter (Montecarlo) y Master Maderil (Caraguatay). “Esto se suma a que entre 2016, y lo que va de 2017, ya se despidieron en los aserraderos a unos 300 trabajadores”, dijo el sindicalista.

 

 

 

Por Patricia Escobar

 

 

MISIONES (29/3/2017).- El secretario general del Sindicato de Obreros de la Industria de la Madera –Delegación Eldorado (SOIME), confirmó la medida y se suma preocupación en la industria forestal. Las medidas fueron adoptadas por la empresa COAMA Sudamérica (Eldorado), Henter (Montecarlo) y Master Maderil (Caraguatay). “Esto se suma a que entre 2016, y lo que va de 2017, ya se despidieron en los aserraderos a unos 300 trabajadores”, dijo el sindicalista.

 

“Ahora las empresas están buscando preservar la fuente laboral, por ello estas fábricas decidieron iniciar con algunos cambios en su organización para poder sostenerse un tiempo más y realizaron un ajuste en las horas laborales, con reducción de jornadas. Hay otras que decidieron suspender un día o dos las actividades, como Henter que trabaja solo 3 días”, indicó el secretario general del SOIME, Aureliano Sánchez en la entrevista con ArgentinaForestal.com.

 

Sánchez se refirió a la crisis que atraviesa la industria maderera. “La realidad es que, por un lado las exportaciones no se recuperan, y por otro, el mercado interno está caído, principalmente la construcción, y con las importaciones de Brasil de los productos fenólicos, terciados y madera compensada, los empresarios locales tienen un impacto directo y no pueden competir en precio”, explicó.

 

En COAMA despidieron el año pasado a unos 60 trabajadores. “Ahora nuevamente debieron ajustar y redujeron a 6 horas las jornadas laborales. Esta situación impacta en el ingreso del trabajador, pero frente a las dificultades que se presentan en el mercado por las importaciones de Brasil y otros países de productos fenólicos, es imposible sostenerse, por ello están intentando preservar la fuente laboral”, expresó el gremialista, que asegura están acompañando al trabajador para que no pierdan la cobertura de la obra social y realizan gestiones institucionales con autoridades provinciales y sector privado para analizar el futuro laboral de los trabajadores.

 

 

 

 

 

 

show_section: Política y Economía