Imprimir
PDF
03
Octubre
2017

Misiones tiene un 75% de las plantaciones forestales distribuidas entre 4.693 propietarios pequeños, medianos y medianos grandes

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Un 25% estaría concentrado en manos de la gran empresa del norte, Arauco Argentina. La provincia cuenta con 419 mil hectáreas forestadas (pinos, eucalipto, araucarias, otras), pero el dato se desprende de las 405 mil hectáreas que fueron georefenciadas, cartografiadas e identificadas individualmente, según información preliminar del Inventario Forestal y Censo Nacional de Aserraderos que lleva adelante la Subsecretaría de Desarrollo Forestal de Misiones en conjunto con el Ministerio de Agroindustria de la Nación, y que fueron expuestos en la segunda jornada el ciclo de conferencias de la Feria Forestal Argentina por los funcionarios responsables del trabajo.

 


Por Patricia Escobar

MISIONES (3/10/2017).- La relevancia de esta información fue marcada por el subsecretario del área forestal del Ministerio de Agro y Producción de la Provincia, Juan Ángel Gauto, quien en una entrevista con ArgentinaForestal.com precisó que es “la primera vez que se incorpora en el relevamiento la identificación de los propietarios y la estructura de los tenedores de las plantaciones en la provincia, logrando determinar el mapa entre pequeños, medianos, medianos grandes y grandes plantadores forestales. Estos datos son una oportunidad para organizar, administrar y aprovechar el recurso al momento de la toma de decisiones en un futuro”, indicó el funcionario.

Entre otros de los datos preliminares del Censo Industrial que están realizando este año, Gauto detalló que entre el periodo de 2015-2017 se "cerraron"  unos 167 aserraderos micro y pequeños, y se encuentran "activas" unas 603 industrias pequeñas, medianas, medianas grandes y grande. “Aún nos queda información para procesar y terminar con los datos del censo que está realizado en un 78%, pero esta es la información que finalmente marcará el escenario actual del sector foresto-industrial en Misiones. La demanda de consumo mensual de madera es de 5.800.000 toneladas, mientras que de biomasa forestal el consumo mensual rondaría entre 700 mil a 800 mil toneladas para destinar al sector de agroindustria para energía calórica (secaderos) y para generar energía”.

 

 

En ese contexto, en la provincia queda un excedente en el mercado de biomasa forestal de unos 5 millones de toneladas año que hay que movilizar.

De esta manera, el funcionario se refirió al diagnóstico que presenta la situación actual de las industrias madereras y los bosques cultivados: “Este excedente de biomasa que está identificado es un stock disponible que debemos capitalizar con inversiones, tecnologías, proyectos de generación de energías renovables, o de transformación física de la madera. Estas son las oportunidades para el desarrollo industrial de base forestal en Misiones con proyectos integradores o asociados”, explicó.

Distribución y propietarios

En el marco de la actualización del Inventario Forestal, que en la provincia se viene actualizando desde el año 2000 con diversas metodologías de mediciones de la superficie forestada, finalmente es la primera vez este año que en relevamiento incorporaron un dato clave: la identificación de sus propietarios para contar con una estructura sobre la disponibilidad real de oferta en el mercado. “La información de los propietarios no es pública, pero nos permitió información estratégica, hay productores que tienen la oferta pero no están organizados para llegar al mercado, para ser socios de un proyecto a largo plazo con biomasa forestal o que necesitan de tecnología, entre otros aspectos que desde el Estado estamos trabajando para un mejor aprovechamiento del capital forestal que existe en la provincia”, sostuvo el funcionario.

Esta nueva estructura identificada sobre la tenencia de plantaciones y disponibilidad en el mercado de Misiones al 2017, es una información que surge del censo realizado en estos meses, donde marcó un escenario diverso con pequeños, medianos, medianos grandes y grandes propietarios forestales (este último sería Arauco Argentina, en el norte de la provincia).

“Anteriormente, todo indicaba como que la gran empresa (Arauco) era la que tenía la tenencia de toda la biomasa en Misiones, sin embargo, del relevamiento se desprende que un solo propietario tiene el 25% aproximadamente de este mercado. El otro 75% en la actualidad está distribuido entre las diferentes categorías identificadas (pequeños, medianos, medianos grandes), y se encuentran distribuidos entre más de 4.400 tenedores”, reflexionó el funcionario. “Y aun así, estos son los primeros datos preliminares del inventarios y censo industrial que estamos llevando adelante para la Nación, aún nos queda un remanente muy grande que no fue identificado, ya que se sigue trabajando en el inventario”.

De las 405 mil hectáreas forestales georeferenciadas en territorio (de las 419 mil forestadas en total en la provincia), fueron identificadas con nombres y localización de los tenedores de esa materia prima en terreno. “Tenemos registros que hacen a un total de 4.693 propietarios identificadas. Ese dato en sí, es lo obtenido en la primera parte del diagnóstico”, remarcó el Subsecretario de Desarrollo Forestal.

Concentración de la materia prima

La concentración de las plantaciones forestales de igual forma se mantiene, pero “en diversas formas”, según el funcionario. “Solo que alguna concentración en determinadas propiedades no toman cuenta aún de esa posibilidad de potencialidad de la biomasa que tienen. En la actualidad hay un propietario muy grande que tiene una concentración y que actúa ante los competidores en la oferta de biomasa, marcando posición en el mercado. Pero estos otros competidores que están en el mercado, no están organizados aún, no tienen forma de integración hasta ahora. La visión de desarrollo equilibrado es que, con una política forestal, que permita una estructura atomizada y organizada, será una oportunidad para su desarrollo. En otros países esto ya funciona así, no hace falta que sea igual que el modelo de Finlandia, pero es posible pensar en sentarse en una mesa a dialogar con tenedores de decenas de miles de hectáreas y organizarlos para un proyecto que permita el aprovechamiento de sus plantaciones forestales y una mejor valorización de la materia prima”, explicó el funcionario provincial.

Como ejemplo, graficó que de tomarse un rango de 2 mil a 10 mil hectáreas forestadas, el resultado da un patrimonio promedio de 63 mil hectáreas en manos de 12 propietarios. “Es decir, podemos tener 12 propietarios sentados en una mesa para decidir el destino de sus forestaciones. Esto también implica tomar decisiones, como integrar un proceso de inversión. Tener esa superficie ya es mucha inversión. Cada hectárea forestada son 2 hectáreas de terreno que, por las políticas de conservación y ambiental que rige en la provincia, se debe agregar esta superficie para conservación. Por lo tanto, todo aquel que foresta en su campo está incorporando las normas ambientales con remanente de bosques nativos, bosques protectores, áreas que no puede hacer uso para conversión, como las pendientes excesivas que deben ser conservadas con mata nativa. Por lo tanto, hay otro valor porque un campo forestado siempre tiene adherido un campo conservado”, indicó el funcionario.

En esta línea, agregó que el capital forestal debe ser valorizado como región por los inversores, donde entre Misiones y Corrientes se dispone de una superficie de 910 mil hectáreas forestadas con todos estos componentes productivos, ambientales y sociales. “Sumadas a las 150 mil hectáreas forestadas en Entre Ríos, estamos hablando que en la Mesopotamia se superaría el millón de hectáreas forestadas en el país, sobre un total de 1, 3 millones de hectáreas que se dispone en la actualidad en la Argentina, según se estima del relevamiento que lleva adelante el Ministerio de Agroindustria de la Nación”, destacó el ingeniero Gauto.

 

 

 

 

 

 

 

show_section: Política y Economía