Imprimir
PDF
04
Mayo
2017

Brasil sigue dando malas noticias a la Argentina: cayeron exportaciones y el déficit se disparó 140%

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

En abril, el rojo de la balanza superó los u$s660 millones como consecuencia de una baja de los envíos y de un aumento de las importaciones. La cifra implicó un salto significativo respecto del negativo de u$s276 millones que se había registrado en el mismo mes de 2016.

 

Fuente: Iprofesional

 

BUENOS AIRES (4/5/2017).- Abril era un mes clave para el comercio exterior argentino, dado que se estaban comenzando a ver señales positivas en el mercado brasileño, principal comprador de manufacturas con sello nacional.

 

Sin embargo, Brasil continúa siendo generador de malas noticias.

 

Sucede que el intercambio comercial con ese país arrojó un déficit para la Argentina de u$s665.

 

Esto implicó un salto del 140% respecto del rojo de u$s276 millones que se había registrado en el mismo mes de 2016.

 

"El deterioro del saldo obedeció tanto al salto de nuestras importaciones como al retroceso de nuestros envíos al país más grande América del Sur", indicó un informe de la consultora Ecolatina.

 

Por un lado, las compras al país vecino treparon 29%. Así, no sólo se encadenó la sexta suba interanual, sino que se trató de la mayor tasa de variación desde 2013. Además, los u$s1.370 millones se constituyeron en el máximo valor para ese mes en cuatro años.

 

Como contrapartida, las exportaciones al gigante latinoamericano retrocedieron 10%, totalizando apenas u$s700 millones. Se trata del peor abril desde 2006.

 

Además del aumento del déficit, también se redujo la participación de las exportaciones al país vecino, en un contexto en el que el resto de las importaciones realizadas por Brasil treparon 3% el último mes.

 

"La incidencia argentina retrocedió 0,9 puntos, ubicándose en 6,5% de las compras externas de nuestro principal socio comercial, lo que marca la peor participación para un abril desde el 2000", señalaron desde Ecolatina.

 

En este contexto, desde la consultora pusieron foco en el impacto del atraso cambiario.

 

"En lo que va del año, el dólar acumula una caída nominal cercana al 3%, contra una inflación que superó 8,5%. Esto nos hace menos competitivos frente a los demás proveedores de Brasil", indicaron.

show_section: Actualidad