Imprimir
PDF
10
Octubre
2016

El 2017 sería el peor año de asignación nacional presupuestaria para los bosques nativos

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Leydebosques171La Fundación Vida Silvestre Argentina y la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) reclamaron al gobierno nacional que “se respeten los fondos que establece la Ley de Bosques en el Presupuesto Nacional 2017”. Según trascendió del proyecto de Ley (Expte. 0016-JGM-2016) para el ejercicio fiscal del próximo año pretenden asignar sólo el 3,8% de los recursos necesarios para dar cumplimiento al Fondo previsto por la Ley de Bosques (Presupuestos Mínimos para la Protección Ambiental de los Bosques Nativos Nro. 26.331)

 

 

 

 

Por Patricia Escobar

 

BUENOS AIRES (10/10/2016).- Mientras se define el Presupuesto Nacional 2017, Fundación Vida Silvestre Argentina y Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) solicitaron al jefe de gabinete, Marcos Peña, así como a senadores y diputados, que se incluyan la totalidad de los fondos estipulados por ley para la protección de los bosques nativos. Desde la sanción de la Ley de Bosques en 2007, cada año la Argentina destina un promedio de $5 por hectárea para la protección y el uso sustentable de este ecosistema.

 

Las organizaciones y sus referentes firmantes solicitaron al gobierno nacional la revisión y reconfiguración presupuestaria del artículo 16 del Proyecto de Ley Presupuesto General de la Administración Nacional para el Ejercicio Fiscal del Año 2017 (Expte. 0016-JGM-2016) , ya que según trascendió pretenden asignar sólo el 3,8% de los recursos necesarios para dar cumplimiento al Fondo previsto por la Ley de Bosques (Presupuestos Mínimos para la Protección Ambiental de los Bosques Nativos Nro. 26.331)

 

“Se trata de la peor asignación presupuestaria para los bosques nativos desde que se conformó el Fondo referido en el año 2010”, sostienen en el documento las organizaciones ambientales.

 

La propuesta remitida por el Poder Ejecutivo a la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación, le asigna al Fondo de la Ley de Bosques $270.000.000 cuando debería dotarlo con no menos de $7.090.859.612.

 

“La Ley de Bosques cumple en 2017 diez años desde su sanción, y su marcada desfinanciación supone una situación de extrema gravedad que atenta contra el principio de progresividad consagrado en la Ley General del Ambiente según el cual el Estado debe comprometer, conforme pasa el tiempo, cada vez más recursos para los asuntos ambientales”, expusieron en el documento.

 

Por otra parte, remarcaron que es responsabilidad del Congreso de la Nación aprobar un Presupuesto 2017 que dote al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación –autoridad de aplicación nacional de la Ley de Bosques- y a las provincias –receptoras de los fondos-, de los recursos económicos imprescindibles para conservar y restaurar los servicios ambientales que los ecosistemas boscosos proveen, siendo que nuestro país sólo conserva menos del 30% de sus bosques originarios.

 

“Sin dejar de reconocer que existe en Argentina una variedad de problemáticas sociales que necesitan ser abordadas por el Presupuesto 2017, es nuestro deber, como organizaciones y referentes ambientales exigir que las urgencias ambientales de nuestro país reciban también el debido tratamiento presupuestario a fin de asegurar la supervivencia de nuestros ecosistemas, de cuyos servicios ambientales se benefician los más de cuarenta millones de argentinos”, remarcaron desde FVSA y FARN.

 

De esta manera, solicitaron al gobierno nacional que “asuma el compromiso de elevar hasta un piso del 25% los fondos para la Ley de Bosques en 2017. Esto implica pasar de los actuales $270.000.000 a $1.800.000.000 para, progresivamente, constituir en un 100% el Fondo antes del año 2020”, propusieron .

 

leydebosques172

Desmonte en alza

 

Por la falta de financiamiento, en la Argentina los bosques nativos están en proceso de degradación por deforestación: desde 1990 se perdieron 7,6 millones de hectáreas (el equivalente a la provincia de Formosa). Cabe resaltar además que nuestro país está noveno entre 234 países que menos cuidan sus árboles nativos según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y registra una pérdida anual de 180.000 hectáreas de masa boscosa.

 

La falta de presupuesto impide en gran medida la creación de inventarios forestales y relevamientos de biodiversidad a lo largo del país; el desarrollo de planes para mantener y aumentar el estado de conservación y la capacidad productiva de productos forestales madereros y no madereros; o que se cuente con guardaparques y autoridades de aplicación fortalecidas con recursos económicos para la planificación, monitoreo y evaluación de áreas protegidas públicas y privadas.

 

“El Gobierno Nacional tiene la responsabilidad de implementar la Ley de Bosques y asignar el total del fondo legalmente previsto, cumpliendo con los compromisos acordados en la Conferencia de las Partes de París 2015 (COP 21) y asumiendo la conservación de los bosques nativos como una política de estado que garantice el bienestar de las generaciones presentes y futuras” enfatizan desde FARN y Vida Silvestre.

 

 

¿Por qué son importantes los bosques?

 

Los bosques concentran más de la mitad de la biodiversidad terrestre del planeta. Al mismo tiempo, funcionan como reservorio de dióxido de carbono (uno de los principales gases que causan el efecto invernadero), al punto tal que, cerca de un 20% de las emisiones globales de estos gases, provienen de la deforestación y la degradación de este ecosistema. Según cálculos de la ex Secretaría de Ambiente de la Nación en el marco de la Tercera Comunicación Nacional sobre Cambio Climático que el país presentó ante Naciones Unidas en 2015, los bosques nativos que quedan en la Argentina resguardan 9.300 millones de toneladas de CO2, es decir que pueden compensar las emisiones de los autos, camiones, aviones, usinas, industrias, ganado y cultivos argentinos en 18 años.

 

 

show_section: Destacadas