Imprimir
PDF
02
Mayo
2017

La bioenergía tiene potencial para transformarse en el futuro en la base productiva de la economía misionera

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

“La provincia es una de las más ricas del país en recursos energéticos renovables, en el largo plazo, esto debería ser una solución para las necesidades energéticas de todos los misioneros. No solo genera trabajo y energía, además se puede producir con el mejor respeto por el medio ambiente y los recursos naturales de Misiones”, sostuvo en el gerente regional de LIPSIA Bioenergía, Matías Baumgart. Pero admitió que aún el crecimiento de este mercado es “lento” en el país y es materia pendiente generar las condiciones para el desarrollo de este segmento de negocio de la cadena foresto-industrial con mayor apoyo estatal para su expansión. “Aún no rige ningún tipo de beneficio o incentivo por quien decide producir energía renovable, y esta falta podría ser una de las mayores trabas para su crecimiento”, dijo el empresario.

 

 

 

Por Patricia Escobar

 

BUENOS AIRES Y MISIONES (2/5/2017).- La empresa foresto-industrial LIPSIA SA es reconocida por sus pares por su política de responsabilidad social y gestión de calidad, por ello este año nuevamente recibió un reconocimiento en el marco del 17° Aniversario de Misiones Online realizado en abril. En la oportunidad, en representación de la empresa recibió el premio "Empresa Misionera Modelo", la responsable comercial de Bioenergía, Sabina Vetter.

 

Con plantaciones propias y una planta industrial modelo a nivel país -instalada hace más de 45 años en Puerto Esperanza, Misiones-, fue pionera entre las Pymes del sector en avanzar en el desarrollo de un proyecto privado para el mayor aprovechamiento de la materia prima para destinarlo a la generación de energía renovable a partir de los residuos forestales, con una fábrica de elaboración de pellets de madera que tiene una capacidad de producción de 35.000 toneladas por año. El nivel de producción de pellets depende de la demanda que tienen, y aún no están usando toda la capacidad instalada. Por el momento la venta de destina exclusivamente en el mercado interno, y en su mayor porcentaje se comercializa dentro de la provincia.

 

En una entrevista con ArgentinaForestal.com el gerente regional de la empresa, Matías Baumgart, explicó la importancia que tiene generar recursos biomásicos de fuentes sustentables, analizó el escenario actual y futuro para el negocio de bioenergía, su potencialidad y limitaciones, tanto para la Argentina como en la provincia.

 

En el 2006 la empresa LIPSIA inició su incursión en el mercado de la bioenergía y su experiencia permite analizar los desafíos para este negocio que se proyecta como el más prometedor de la cadena foresto-industrial, pero que en la práctica aún se presenta con lento avance y sin mayores incentivos en la provincia para su real desarrollo.

 

AF: ¿Cómo fue evolucionado el mercado de consumo de bioenergías en la Argentina -en relación a las energías tradicionales- y en particular en Misiones, desde la experiencia de LIPSIA?

 

El mercado de las energías renovables en el país evoluciona bien, pero lento. Si bien la Argentina necesita de fuentes de energías alternativas, y sobre todo de las renovables, la realidad es que aún falta mucho conocimiento al respecto.

 

El bajo costo que tuvo la energía durante los últimos años hizo que los conceptos de eficiencia energética quedaran en segundo plano. Ahora la gente se encuentra con tarifas energéticas cada vez más altas (acordes a los valores internacionales) y no saben cómo reaccionar. Empiezan también rápidamente a aparecer muchas alternativas novedosas en el mercado y la gente, por falta de conocimiento, se confunde y desconfía.

 

Misiones no es una excepción a estos factores, lo que tiene de diferente es que la energía (electricidad y gas) siempre registro tarifas más caras que en otras provincias y por eso los misioneros conocen el concepto de tener que ahorrar energía y se interesan más por buscar alternativas económicas. Por suerte, Misiones es una provincia rica en recursos energéticos renovables y eso en el largo lazo debería ser una solución para las necesidades energéticas de todos los misioneros.

 

 

AF: ¿En qué año LIPSIA vio que el camino futuro del negocio forestal pasaba por la bioenergía?

Empezamos a mirar a la actividad forestal como fuente de energía renovable en el año 2006, fue como parte de un Plan de mayor eficiencia del uso de la materia prima en la empresa. Nos dimos cuenta que teníamos mucha biomasa disponible y que la mejor manera de utilizarla era transformándola en energía. Fue entonces que decidimos comenzar con la producción de pellets de madera y el subsecuente desarrollo comercial.

 

AF: ¿Cuál es el producto más comercializado hoy y que destino tiene?

Actualmente toda nuestra producción se comercializa en el mercado interno, en su mayoría dentro de la provincia de Misiones. Tratamos de manejar logísticas simples y eficientes para no generar sobrecostos. Comercializamos un solo producto, pellets de madera, y nuestros clientes se distribuyen entre residenciales, gastronomía, industrias y hotelería. Cualquier empresa o particular que necesita agua o aire caliente puede beneficiarse con los pellets.

 

 

AF:¿Tienen algún beneficio por generar producción amigable con el ambiente, sostenible, por ser una industria que produce con fuente de energía renovable?

Hasta el momento no hemos tenido beneficios de ningún tipo por producir energía renovable y esa es tal vez una de las mayores trabas para el desarrollo de esta actividad.

 

 

AF: ¿Cuál es su visión del potencial de Misiones en el procesamiento de desperdicios de madera?

El potencial es enorme, tal vez imposible de dimensionar. Esto podría y debería ser base de la economía regional misionera, ya que no solo genera trabajo y energía sino que además se puede producir con el mejor respeto por el medioambiente y los recursos naturales de la provincia.

 

AF: Nuevamente LIPSIA recibió un reconocimiento público de empresas del medio como “Empresa Misionera Modelo”. ¿Qué reflexión realizan sobre las política adoptada para mantenerse en el mercado con esta consideración?

Nuestro objetivo en LIPSIA es crecer cada día ofreciendo mejores productos para nuestros clientes. Esto implica trabajar permanentemente dentro y fuera de la empresa, incluyendo los más pequeños detalles. Esto es lo que considero deberían hacer todas las empresas, y desde los gobiernos provinciales y nacionales, tendrían que dar soporte de los empresarios para que puedan mantener esta dinámica sana de crecimiento.

 

 

AF: ¿Y cuáles son las condiciones necesarias que deben crear desde el Estado para que el privado mantenga la actividad y la generación de empleo?

Reglas claras y estabilidad.

 

 

AF: ¿Tienen en carpeta algún proyecto de inversión en el corto o mediano plazo?

Ya hemos ejecutado las inversiones necesarias a nivel industrial para el reaprovechamiento industrial de la biomasa, no tenemos pensado generar electricidad para comercializar a la red. Nuestro objetivo ahora es seguir desarrollando el mercado.

 

 

 

 

show_section: Destacadas