Imprimir
PDF
31
Diciembre
2016

Misiones podría recuperar unos 30 mil empleos en el sector forestal de volver a los niveles de exportaciones que perdió desde 2007

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

CristianGruber17Para la empresas nucleadas en la Asociación de Madereros, Aserraderos y Afines del Alto Paraná (AMAYADAP) el 2016 fue un año “regular” ya que algunos rubros de la cadena de valor de la foresto-industria sufrieron una significativa baja en su capacidad productiva, en el caso del sector de compensados hubo despidos, y en algunos aserraderos reducción de horas y de días laborales. Así lo indicó a Visión Misionera el presidente de la cámara maderera, Cristian Gruber, quien realizó un balance sobre el escenario del mercado y la actividad del sector, tanto primario como industrial.

 

 

 

Por Patricia Escobar. Especial para Anuario Visión Misionera 2017

 

MISIONES (31/12/2016).- Para la empresas nucleadas en la Asociación de Madereros, Aserraderos y Afines del Alto Paraná (AMAYADAP) el 2016 fue un año “regular” ya que algunos rubros de la cadena de valor de la foresto-industria sufrieron una significativa baja en su capacidad productiva, en el caso del sector de compensados hubo despidos, y en algunos aserraderos reducción de horas y de días laborales. Así lo indicó a Visión Misionera el presidente de la cámara maderera, Cristian Gruber, quien realizó un balance sobre el escenario del mercado y la actividad del sector, tanto primario como industrial.

 

El joven dirigente está marcando un liderazgo con fuertes cambios en la gestión interna del gremio empresario. Cristian tiene 29 años, es ingeniero industrial, y se desarrolló en la actividad privada dentro del su empresa familiar, Establecimiento Don Guillermo SRL (Santiago de Liniers, Eldorado) desempeñándose inicialmente en el sector de Análisis de Costos, Comparación de Productos, Desarrollo de Proyecto de Fabricación de la Nueva Lí- nea de Multilaminados de la empresa, y en la actual está en la dirección de Ventas de la industria. Pertenece a la segunda generación de la familia. “Sin demanda, no hay reposición de madera en los aserraderos. Por un lado, hay empresas que están pensando en no replantar en 2017, están analizando otras opciones. En la industria, se observa el escenario de reactivación de la construcción y las alternativas de exportación que pueden aparecer, pero aún falta para que se concrete el cambio. No se observa un boom a la vista, pero se debe seguir trabajando”, consideró.

 

La realidad es que este año estuvo cargado de anuncios pero con el correr de los meses no se fueron concretando con la premura que desde el sector se necesitaba. En el caso de la promoción de planes forestales, la deuda con los productores sigue siendo millonaria, si bien se liberaron los fondos del presupuesto anual por 100 millones de pesos en el año, no se ejecutaron aún los 165 millones extras otorgados para reducir la deuda de la Ley 25.080 de Inversiones para Bosques Cultivados. “Hasta el momento, se han prometido incrementos en los fondos de planes forestales para ir cumpliendo con los pagos atrasados. Aún no se han erogado completamente”, afirmó Gruber.

 

También el gobierno nacional anunció convenios para promover el uso de la madera en la construcción de viviendas, pero al cerrar el año aún no se concretaron en lo operativo. “Hubieron algunos avances, pero nada que logre a la fecha un cambio sustancial de demanda de madera para la construcción. Importante sí fue que se logró aprobar formalmente y finalmente, el código CIRSCOC para construcción con madera a nivel nacional”, destacó el dirigente.

 

En cuanto a las políticas de promoción de inversiones en bioenergía a partir del aprovechamiento de biomasa forestal en la Argentina, el directivo de AMAYADAP sostuvo que se están consultando opciones. “Hay análisis en proceso, pero son inversiones que toman bastante tiempo”. Por otra parte, este año se expuso como principal factor que afecta la rentabilidad de las empresas madereras los altos costos de logística, restando competitividad para recuperar mercados externos. “Las expectativas para el año próximo están puestas en atender este aspecto. Con un dólar planchado, o aumentando por debajo de la inflación, este tema cobra aún mayor relevancia. El costo logístico en la Argentina es extremadamente caro y es un tema central para todas las economías”, remarcó Gruber.

 

Logistica

 

 

Para revertir este escenario, desde la AMAYADAP consideran necesarias medidas del Estado Nacional que permitan mejorar los costos logísticos a las empresas de la Región NEA, además de políticas de apoyo para promocionar las exportaciones, sobre todo para que la industria vuelva a trabajar a pleno. En la última década, de 60 empresas forestales exportadoras de madera que existían en la provincia quedan menos de 10 en la actualidad. “Se necesitan de diferentes herramientas que promuevan el empleo en blanco y las exportaciones, como por ejemplo, reducción de aportes patronales según volumen exportado; o la simplificación de trámites impositivos y aduaneros para que el comercio exterior sea más ágil”, precisó el directivo.

 

En tanto, para recuperar la actividad exportadora en Misiones, demandan de políticas del gobierno provincial que permitan “promocionar las exportaciones, cualquier punto de ayuda suma a lograr motivar a las industrias, sobre todo a empresas que hoy no están exportando nada, por lo cual revisar la suspensión de la aplicación de impuestos a los Ingresos Brutos a las exportaciones sería un tema importante a tener en cuenta. Solamente retirando esta medida, no se soluciona el tema, pero todo ayuda a mostrar al sector, a los empresarios y a la misma banca que debe otorgar los créditos, que tanto el Estado como los privados están en sintonía para desarrollar el sector y promover mayores inversiones en este ámbito”, explicó.

 

 

En este sentido, el empresario maderero consideró que “este combo de medidas, seguramente permitirá una excelente sinergia para los actores y para reactivar la economía en toda la Provincia. Solamente con la cantidad de empleos que se pueden volver a recuperar, y el derrame que generarían estos empleos recuperados, es seguro que el Estado recaudaría mucho más por ese movimiento adicional de la economía que lo que hoy le ingresa por los ingresos brutos de las pobres exportaciones actuales de las PyMEs. Por eso es que buscamos trabajar con la Provincia sobre este y otros muchos temas, para poder simplemente, trabajar más y mejor”, remarcó.

 

 

Desafíos al 2017

 

¿Cuáles son los desafíos que tienen que implementar en la industria maderera para, por un lado, avanzar en el aprovechamiento de la materia prima con valor agregado en la región y, por otro lado, alcanzar una producción sustentable?

 

En principio optimizar los procesos de agregado de valor, sus costos versus productos con demanda. Para ello, la tecnificación es indispensable. Con un costo de mano de obra cada vez más influyente en el valor en dólares de la mercadería, es indispensable pensar en la tecnificación para seguir competitivos. Esto requiere, claro está, de financiamiento adecuado para tal fin. También, en el agregado de valor, la industria está requiriendo cada vez más de personal calificado, este punto es importante ya que se están incorporando máquinas forestales modernas, plantas de procesado de madera con scanner óptico, clasificados de rollo con scanner, etcétera. La industria está haciendo sus tareas, pero no puede hacer todos los cambios necesarios por sí sola, necesita de políticas de Estado que promuevan esto y lo acompañen. Por otra parte, recuperar mercados internacionales tampoco es una tarea fácil. Es un proceso que lleva tiempo, dinero, esfuerzo y una curva de aprendizaje para las empresas que recién se inician.

 

 

¿En qué invirtieron las industrias Pymes madereras en 2016?

 

Básicamente las industrias han invertido en tecnologías que le permitan mejorar sus costos operativos, para lograr mayor eficiencia en sus procesos, o en algunos casos, incorporaron equipos que les permitió dar un salto tecnológico de algunos procesos, como ser el scanner para saneado de madera seca, que permite procesar un mayor volumen de material, con una amplia gama de opciones de medidas y calidades. Varias empresas están analizando la opción de generar energía por biomasa, pero están expectantes a ver qué opciones de financiamiento aparecen, que deben ser a largo plazo, a buena tasa y montos adecuados, lo cual es una limitante a la hora de definir la inversión.

 

 

¿Cuál es el panorama actual para desarrollar el sector en el NEA?

 

Corrientes se está movilizando para atraer nuevas inversiones en la industria forestal, pero cuál es el escenario para Misiones. El potencial es enorme, gigantesco para el desarrollo foresto-industrial del NEA. Pensando solamente en que Misiones podría volver a recuperar los niveles de exportaciones que tenía en el año 2007, sería posible recuperar unos 30.000 empleos. Claro está que esto debe ir de la mano principalmente de una mejora de los costos logísticos, además de otros aspectos impositivos. Importante, para el desarrollo tanto de Corrientes como del sector forestal del sur de Misiones, es la instalación de una planta celulósica, de MDF, de OSB u otro producto que logre absorber la gran cantidad de material disponible en la zona. Para la zona norte de Misiones, eso vendrá bien ya que generará tracción de materia prima, mejorando y emparejando parcialmente los precios de la materia prima en ambas zonas. Tanto para Misiones y Corrientes, la promoción de viviendas con madera, a nivel nacional, será uno de los pilares de la reactivación de la demanda de madera, junto con las exportaciones son la fuente indispensable para que el sector vuelva a dinamizarse y a reinvertir con confianza. Ambas zonas, en conjunto, conforman un polo foresto-industrial mucho más atractivo para los clientes y para más inversiones con mayor potencial. Pienso que es importante verlo como una gran zona NEA, no solamente como algo separado entre Misiones y Corrientes.

 

 

Industria forestal 1

¿Y cuáles son las condiciones necesarias que se deben generar para que los privados puedan seguir trabajando, generando empleo y creciendo al 2017?

 

- Baja de la inflación - Recuperación de la demanda del mercado interno y externo

 

- Mejora de la competitividad en diferentes frentes

 

- Mejora de los costos de logística

 

- Horizonte claro y con apoyo visible a los empresarios para el desarrollo

 

- Cumplimiento de los compromisos asumidos, ejemplo: pago en tiempo y forma de los fondos de la Ley 25080 y demás.

 

- Mejora de las condiciones, requisitos y plazos de otorgamiento de créditos.

show_section: Superdestacada