Imprimir
PDF
08
Octubre
2013

Bolivia perdió el liderazgo con bosques tropicales certificados FSC, disminuyeron en un 50%

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Bolivia dejó el liderazgo en la certificación de los bosques naturales tropicales porque disminuyó en 50 por ciento la superficie de hectáreas (ha) certificadas, debido a conflictos sociales, ocupaciones, la agricultura migratoria y mecanizada, así como la ganadería de reemplazo, afirmó el director del Centro de Investigación y Manejo de Recursos Naturales Renovables (Cimar), Lincoln Quevedo.

 

 

 

BOLIVIA (7/10/2013).- "Bolivia fue líder mundial en certificación de bosques cuando llegamos a tener más de 2 millones de hectáreas de bosques tropicales certificados bajo el sistema FSC(por sus siglas en inglés en alusión al organismo Forest Stewarship Council). Desafortunadamente, fue disminuyendo y ahora tenemos alrededor de 1 millón de hectáreas, es decir se perdió el 50 %", indicó. De acuerdo al reporte de la Liga de Defensa del Medio Ambiente (Lidema), de la cual Cimar es entidad miembro, los productos de origen forestal (madera, muebles, frutos, etc.) certificados garantizan al consumidor que lo que compra proviene de bosques manejados sosteniblemente y, de esta manera, ayudan a combatir la tala ilegal y a fomentar las principales funciones de los recursos forestales, como la contribución al mantenimiento de numerosos ecosistemas y a la diversidad biológica; así como el sustento económico de poblaciones rurales e indígenas, entre otros.

 

Entre las causas, que cita Quevedo, como las principales para la disminución de bosques certificados se encuentran la desmotivación por las invasiones territoriales de campesinos, colonos y piratas, que hicieron insostenible el manejo forestal de largo plazo.

 

Para el Director de CIMAR, la disminución de la certificación forestal es preocupante, por esa razón plantea que se trabaje para favorecer nuevamente la certificación y el manejo forestal. "El manejo forestal también enfrenta varios factores negativos, como la agricultura migratoria y mecanizada y la ganadería que provocan la tala de los bosques para tener mayor expansión. Se estima que 300 mil hectáreas al año en Bolivia son deforestadas por estas dos causas", señala.

 

El chaqueo para nuevas siembras y la quema de pastizales están entre los mayores responsables, debido a la expansión y descontrol de los incendios forestales. Esto sucede, dice Quevedo, porque las quemas se hacen sin aplicar medidas para controlar el fuego, que arrasa a miles de hectáreas de bosques y puede provocar un deterioro del bosque que imposibilite la posibilidad de regenerarse adecuadamente.

 

Según un reciente estudio de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierras (ABT), la deforestación anual va a un ritmo de 180.000 hectáreas, y no a 300.000 como se estimaba. La información se desprende de la validación de procesos por desmontes y autorizaciones de desmontes históricos.

 

 

show_section: Sur Forestal