Imprimir
PDF
28
Mayo
2014

Paraguay: Empresarios solicitan al gobierno licencia previa para importación de productos derivados de la madera

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Representantes de la Federación Paraguaya de Madereros (FEPAMA) solicitaron al viceministro de Comercio de Paraguay, Pablo Cuevas, la aplicación de la Licencia Previa No Automática para la importación todos los productos derivados de la madera.. Los industriales madereros alegan que el sector está pasando un mal momento como consecuencia del avasallamiento del ingreso masivo de estos productos al mercado nacional.

Fuente: Fepama

 

PARAGUAY (28/5/2014).- Según la justificación que dieron los madereros, de implementarse la licencia previa no automática, se podrá transparentar el comercio y aumentar los controles de estos productos que están avasallando a la industria local.

 

Juan Carlos Altieri, presidente de la FEPAMA, dijo que además de pedir la licencia, también se solicitó aumentar los aranceles a los productos similares a los fabricados en Paraguay y que provienen de extra zona.

 

Sostuvo que el sector industrial no está pasando por su mejor momento como consecuencia del masivo ingreso de muebles y pisos de madera, muchos de ellos procedentes de China, con precios muy por debajo de mercado con los cuales es imposible competir, lo cual hace suponer que trataría de un dumping o son introducidos de contrabando.

 

“Los registros que tenemos no condicen con la realidad, hoy vemos el mercado inundado con estos productos y eso indica que algo está mal”, expresó el dirigente maderero.

 

En otro momento, lamentó que cuando queremos vender nuestros productos a otros mercados, nos ponen todo tipo de trabas para arancelarias proteccionistas, como el caso de Argentina, y ahora también se suma Venezuela que no reconoce a Paraguay como miembro pleno de MERCOSUR y graba la importación de pisos de madera. “Esta situación la queremos cambiar, exigiendo el mismo trato, aplicando la licencia previa no automática y aumentando los aranceles para algunos productos como medida para compensar y salvaguardar los intereses de la industria local”, agregó.

 

Altieri manifestó que no se trata de un problema de competitividad porque la producción nacional no tiene nada que envidiar a otros países en cuanto a su calidad y precios. “Nuestra industria es altamente competitiva, lo que pasa es que se producen serias distorsiones en el mercado cuando se trata de productos que ingresan con excesiva facilidad y con precios que no se enmarcan en una realidad de mercado. Esto nos hace suponer de que si no se trata de un dumping es porque está ingresando de manera ilegal”, recalcó.

 

Por otro lado, aclaró que no se trata de prohibir la importación, sino de una medida que permita transparentar el comercio, atendiendo a que la falta absoluta de control genera una competencia desleal que perjudica a las industrias nacionales.

 

Indicó que además se planteó la posibilidad que el Gobierno promueva el uso de madera nacional en las obras públicas, incluyendo en el pliego de base y condiciones de las licitaciones el uso de madera reforestada en el país, principalmente para la construcción de viviendas como aliciente para impulsar la reactivación del sector.

 

show_section: Sur Forestal