Imprimir
PDF
25
Enero
2014

México: Las plantaciones forestales comerciales, una oportunidad de negocio I

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El consumo estimado de México en productos maderables y derivados de la madera asciende a los 23 millones de metros cúbicos equivalentes a madera en rollo. De esta cantidad, 70% se importa principalmente de Chile, Canadá, Brasil y Estados Unidos.De 30 % restante que produce, 90% proviene de bosques nativos; por lo que el déficit en la balanza comercial forestal representa un promedio de más de 5,000 millones de dólares anuales. La promoción de proyectos de Plantaciones Forestales Comerciales en México (PFC) se inició hace 25 años, en el sureste del país, región que tiene un potencial superior a los 2 millones de hectáreas; sin embargo, a la fecha sólo se cuenta con un establecimiento estimado de 200,000 hectáreas de PFC de diferentes especies, en todo el país.

 

 

Fuente: El Economista *

 

MEXICO (24/01/2014).- El consumo estimado de México en productos maderables y derivados de la madera asciende a los 23 millones de metros cúbicos equivalentes a madera en rollo. De esta cantidad, 70% se importa principalmente de Chile, Canadá, Brasil y Estados Unidos.

 

De 30 % restante que producimos, 90% proviene de bosques nativos; por lo que el déficit en la balanza comercial forestal representa un promedio de más de 5,000 millones de dólares anuales.

 

La promoción de proyectos de Plantaciones Forestales Comerciales en México (PFC) se inició hace 25 años, en el sureste del país, región que tiene un potencial superior a los 2 millones de hectáreas, tan sólo en la cuenca del Golfo en el sureste del país, según información de la Comisión Nacional Forestal (Conafor); sin embargo, a la fecha sólo se cuenta con un establecimiento estimado de 200,000 hectáreas de PFC de diferentes especies, en todo el país.

 

En el caso de los bosques nativos del sureste y Golfo de México, éstos han sido afectados por el cambio de uso de suelo para la agricultura y la ganadería; a pesar de lo anterior aún se cuenta con una gran reserva del mismo y un amplio potencial para su recuperación, tal como lo demuestra la experiencia de la reintroducción de bosque en explotaciones ganaderas de esas regiones.

 

En los bosques templado-fríos, que en su mayoría se encuentran en la zona norte, centro y parte del sur del país, donde fungen y derraman una actividad relevante en la economía, se encuentra en revisión un esquema propuesto por la Conafor, de apoyo para el “pago por la captura de carbono”, con base en la densidad de la biomasa forestal de dichos bosques y la captación de agua.

 

La problemática se encuentra en el desconocimiento del negocio de las Plantaciones Forestales Comerciales; asimismo, se cuenta con muy poca información sobre los mercados para los diferentes tipos de maderas; también en la tenencia de la tierra hay algunos inconvenientes, ya que grandes inversionistas no pueden comprarlas y terminan rentándolas, lo que ocasiona problemas previo a la cosecha con los ejidatarios, además de que es muy difícil concretar áreas compactas para llevar acabo las PFC. Finalmente, se cuenta con poca o nula infraestructura para el manejo de las mismas.

 

Así también, por la falta de organización de los plantadores particulares y ejidales no se cuenta con acceso a la asesoría técnica y financiera necesaria.

 

En los bosques nativos lo que se encuentra es el hecho de la necesidad de ofrecerles a sus poseedores, fuentes de ingresos y financiamientos estructurados específicamente para el sector, alternas a la actividad del manejo de los mismos, para así poder motivar su conservación y restauración; esto se está trabajando conjuntamente con la Conafor y FIRA.

 

Los bosques nativos del sureste y Golfo de nuestro país han sido afectados por el cambio de uso de suelo para actividades como la agricultura y la ganadería, lo que ha provocado un fuerte cambio de uso de suelo y cambios serios a nuestros ecosistemas.

 

El día de mañana continuaré con la explicación del esquema de garantías para el financiamiento que hemos creado en FIRA, para el apoyo a proyectos de plantaciones forestales comerciales llamado Fondo Nacional Forestal (Fonafor).

 

*Francisco José Pérez Lorenzana es Especialista Forestal de la Dirección de Pesca y Recursos Renovables en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.
 fjperez@fira.gob.mx

show_section: Sur Forestal