Imprimir
PDF
16
Enero
2015

El 70% de la madera comercializada en Michoacán durante 2014 procedería de la tala clandestina

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Asì lo señaló Adolfo Piña Loredo, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Maderera en Michoacán.

Fuente: Cambio de Michoacán

Morelia, Michoacán.- El 70 por ciento de la madera que se comercializó en Michoacán durante 2014, correspondiente a un millón 750 mil metros cúbicos de dos millones 500 mil metros cúbicos, procedería de la tala clandestina debido a que sólo 750 mil metros cúbicos fueron aprobados para explotación comercial, señaló Adolfo Piña Loredo, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Maderera en Michoacán.

 

Si bien mencionó que las autoridades han efectuado labores de inspección, vigilancia y cierre de aserraderos clandestinos en el estado, especialmente en zonas de alta incidencia de tala ilegal, como Morelia, Uruapan, Coalcomán, Apatzingán y la Meseta Purépecha, Piña Loredo refirió que es imprescindible que se atiendan los destinos de la madera ilícita, que son principalmente empresas constructoras radicadas en Querétaro, Aguascalientes, Distrito Federal y Estado de México. Asimismo, destacó la insuficiencia de apoyos procedentes de la Federación y el estado en la tecnificación de la industria maderera, lo que permitiría incrementar las oportunidades de trabajo en las comunidades y reducir de forma significativa la incidencia de la explotación ilegal de los recursos forestales.

 

“En México tenemos un retraso tecnológico equivalente a 60 años respecto al resto del mundo, lo que nos hace poco competitivos y disminuye las posibilidades de brindar empleo remunerador a las poblaciones; es por ello que requerimos de mayores apoyos gubernamentales, porque al proporcionar espacios laborales colaboramos de forma directa en el combate a la tala clandestina”, explicó Adolfo Piña. El presidente en la entidad de la Cámara Nacional de la Industria Maderera reiteró que es fundamental para la supervivencia del sector y para la conservación de los recursos forestales estatales que se otorguen apoyos económicos a la industria maderera, la cual ha estado en el olvido y la desatención. “Este 2015 el objetivo primordial es conseguir una mayor participación del gobierno, específicamente de la Federación, ya que sabemos que el estado carece de dinero para afrontar estos requerimientos, con lo que se contribuirá al abatimiento de la tala clandestina, ya que ésta predomina en las regiones de vocación forestal donde no existen oportunidades de empleo para las comunidades, quienes optan por obtener recursos en el corto plazo mediante la venta de madera ilegal”, detalló Adolfo Piña. Industria maderera, en condiciones críticas El 60 por ciento de los seis mil empresarios que se desempeñan en la industria maderera en Michoacán, lo que representa tres mil 600 fuentes de empleo, se encuentra en condiciones que comprometen sus operaciones, lamentó Piña Loredo. El atraso tecnológico que presenta el gremio, la competencia desleal de la tala clandestina y la importación de madera para consumo local, que abarca el 70 por ciento del mercado en la entidad, son los factores preponderantes en el deterioro que experimentan las empresas del rubro, mismo que puede ser revertido mediante la inyección de recursos. “El 60 por ciento de las empresas madereras está muy, muy mal; a pesar de que en Michoacán el 70 por ciento de su superficie cuenta con vocación forestal y ocupa el tercer lugar en importancia de la industria maderera en el país, se trata de un sector descuidado en el que no se ha depositado e interés de las autoridades por recuperar”, destacó Adolfo Piña.

 

Este texto ha sido publicado en el sitio Cambio de Michoacán, en la dirección http://www.cambiodemichoacan.com.mx/nota-244213

Si lo cita por favor cite la fuente, manteniendo un enlace a la información original. Derechos Reservados, Sociedad Editora de Michoacán S.A. de C.V.

 

 

show_section: Sur Forestal