Imprimir
PDF
20
Marzo
2015

Forestales retomarían hacia 2020 nivel de ventas previo a crisis subprime en EEUU

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El mercado estadounidense ha cambiado, dicen en el sector, y hoy las exportaciones se concentran en paneles y molduras. “Hubo un cambio estructural en la exportación, ya que en el caso de las remanufacturas de madera la crisis subprime sacó del negocio a varios productores nacionales que no volvieron a producir. Ha venido creciendo la exportación de tableros, productos para los cuales hoy existe una capacidad operativa superior al período previo a la crisis”, comentó el director de Infor Chile.

Fuente: Diario Financiero

 

CHILE (20/03/2015).- A seis años de haber golpeado con fuerza al sector forestal chileno, los efectos de la crisis subprime en Estados Unidos están lejos aún de desaparecer.

 

Si bien las exportaciones forestales a ese país se han recuperado en los últimos años, alcanzado en 2014 a US$ 820 millones, en el sector estiman que sólo hacia finales de la década la industria podría alcanzar en ese mercado los niveles de venta de 2006.

 

Fernando Rosselot, director del Instituto Forestal (Infor), explicó que entre las ventajas del gigante norteamericano están un mejor nivel de precios para los productos locales y el mayor valor agregado que estos tienen.

 

“Estados Unidos ha venido reduciendo la brecha con China y antes era el principal mercado. Se podría esperar una recuperación en las ventas, pero para eso faltan unos tres o cinco años. Esto también depende de la recuperación de Estados Unidos”, dijo.

 

En 2006, las exportaciones forestales a EEUU superaron los US$ 1.100 millones, siendo éste el principal mercado para las empresas chilenas. Tres años después, los retornos no superaban los US$ 600 millones, y China estaba en primer lugar para las ventas.

 

Pero no sólo hubo un redireccionamiento. El presidente de la Corporación Chilena de la Madera (Corma), Fernando Raga, explicó que la capacidad productiva que se perdió en esa época, difícilmente se recuperará. En la parte más compleja de la crisis, más de diez aserraderos chilenos fueron cerrados o se declararon en quiebra, entre ellos Paillaco, ligado a la familia Léniz, que terminó con el despido de 600 trabajadores.

 

El mercado también cambió, dijo Raga, y la madera aserrada que fue el producto estrella en EEUU, cedió espacio a tableros y molduras.

 

“Hubo un cambio estructural en la exportación, ya que en el caso de las remanufacturas de madera la crisis subprime sacó del negocio a varios productores nacionales que no volvieron a producir. Ha venido creciendo la exportación de tableros, productos para los cuales hoy existe una capacidad operativa superior al período previo a la crisis”, comentó el director de Infor.

 

Charles Kimber, gerente comercial de Arauco, señaló que tras la compra de plantas en EEUU y Canadá, poco más de un cuarto de las ventas totales de la compañía vienen de ese mercado.

 

“Tenemos una trayectoria en este mercado con una sólida posición comercial, además de contar hace poco más de cuatros años con una posición productiva estratégicamente valiosa a través de ocho plantas distribuidas entre Canadá y Estados Unidos”, apuntó.

 

La estratégica posición de arauco en EEUU

En 2012, Arauco adquirió siete plantas de paneles en Estados Unidos y Canadá, con una inversión de US$ 246 millones. Con esto, la firma llegó a los 3 millones de metros cúbicos anuales de paneles en ese mercado, quedando asimismo como el tercer productor de paneles del mundo, con una capacidad instalada de 6,6 millones/m3 anuales.

 

En madera aserrada, es el sexto a nivel mundial, y el primero en Latinoamérica. “Desde que la actividad tocó fondo en 2009 debido a la crisis subprime, nuestro balance de lo que ha sido nuestra participación en el mercado americano en los últimos años es positivo. De hecho, en la medida que la recuperación de la demanda lo ha permitido, durante este período hemos reorientado fibra desde otros destinos a Estados Unidos”, dijo Kimber.

show_section: Sur Forestal