Imprimir
PDF
09
Agosto
2013

Paraguay: Uso de madera reforestada es superior en un 25% al consumo de bosques nativos

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Según informó la Federación Paraguaya de Madereros (FEPAMA), se estima que el consumo actual de madera implantada es de unos 400.000 m3, en tanto que la proveniente de bosques naturales bajo plan de manejo forestal alcanza 320.000 m2, representando una diferencia del 25%. Esto significa un alivio para el sector ya que implica una mayor descompresión de los bosques nativos para su regeneración, explicó Juan Carlos Altieri, presidente del citado gremio de madereros

 

PARAGUAY (8/8/2013).- La Federación Paraguaya de Madereros (FEPAMA) informó que en la actualidad el consumo industrial de la madera reforestada ya supera en un 25% a la proveniente de los bosques nativos.

 

Se estima que el consumo actual de madera implantada es de unos 400.000 m3, en tanto que la proveniente de bosques naturales bajo plan de manejo forestal alcanza 320.000 m2, representando una diferencia del 25%.

 

Esto significa un alivio para el sector ya que implica una mayor descompresión de los bosques nativos para su regeneración, explicó Juan Carlos Altieri, presidente del citado gremio de madereros.

 

El dirigente señaló que si comparamos estos números con los datos que maneja el Instituto Forestal Nacional (INFONA), la diferencia es mucho mayor dado que el órgano de aplicación informó que entregó guías por tan sólo 238.000 m3.

 

Sin embargo, dijo que la estimación en consumo de madera de reforestación, tras cotejar datos entre los asociados del gremio y las principales empresas forestadoras del país-, es de 400.000 y en este caso; hace una diferencia del 68% con relación a la madera nativa.

 

Altieri además destaca como un avance extremadamente positivo el hecho que según el INFONA, el consumo de madera de reforestación para la elaboración de carbón vegetal, ya sea del 50%.

 

“Si estos datos del INFONA son reales, es un avance significativo e histórico, porque nos hace suponer que en la matriz energética de biomasa, la leña de reforestación también está sustituyendo al carbón procedente del bosque nativo, uno de los principales productos de exportación” agregó.

 

Para el titular de FEPAMA, este análisis presenta hechos nuevos y significativos para el desarrollo del país porque repercutirá en la creación de nuevos puestos de trabajo atendiendo que las industrias ahora pueden suponer una materia prima renovable o sustentable a mediano plazo y una proyección a futuro en la producción en escala y el desarrollo de industrias más avanzadas como las de vigas laminadas, chapas de fibras o de partículas, o porqué no, la de pastas.

 

En lo que respecta a leña y carbón, Altieri sostiene que permitirá que las industrias que hoy están consumiendo biomasa como combustible tengan la posibilidad de seguir consiguiendo un combustible renovable y 7 veces más económico que la energía hidráulica que el país produce.

 

No obstante, advierte que esta nueva posibilidad de crecimiento para la industria maderera también genera cierta preocupación en el sector, principalmente por lo que respecta al sostenimiento del bosque nativo, ya que al entrar a competir con la madera implantada, que es de más rápido crecimiento y al tener un menor costo de industrialización, podría ocasionar un desinterés por su consumo y por ende, por su conservación. “Ante la situación planteada es importante destacar la necesidad que el nuevo Gobierno nombre como presidente del INFONA a un técnico capaz de manejar esta nueva realidad”, reflexionó.

 

 

show_section: Sur Forestal