Imprimir
PDF
01
Enero
2015

Paraguay: BNF y AFD darán créditos para reforestar a una tasa de 7,5%

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El 45% del territorio paraguayo tiene aptitud forestal con suelos aptos y calificados, según expertos. El Banco Nacional de Fomento (BNF) y la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) lanzarán al mercado un producto financiero óptimo pensado en inversionistas que buscan créditos blancos para la reforestación. A principios del 2015, se anunciará la tasa de interés que oscila entre 6,5% y el 7,5%, sumado a 12 años de gracia, lo que posibilita que el reforestador pague interés y capital en la época de maduración.

Fuente: La Nación

 

PARAGUAY (1/1/2015).- El Banco Nacional de Fomento (BNF) y la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) lanzarán al mercado un producto financiero óptimo pensado en inversionistas que buscan créditos blancos para la reforestación. A principios del 2015, se anunciará la tasa de interés que oscila entre 6,5% y el 7,5%, sumado a 12 años de gracia, lo que posibilita que el reforestador pague interés y capital en la época de maduración.

 

Rolando de Barros Barreto, presidente del Instituto Forestal Nacional (Infona) informó que se busca revertir las condiciones actuales de créditos que van hasta 10 años de plazo y con una tasa de interés de 11,5%. Al explicar las ventajas de rentabilidad, que van hasta el 25% de retorno del capital (ver info), comentó que una hectárea reforestada tiene un precio de mercado entre US$ 12 mil a US$ 14 mil con una inversión neta de la instalación de una parcela reforestada que va de US$ 1.800 a US$ 2.000.

 

Como ejemplos prácticos de los ingresos financieros obtenidos durante todo el ciclo de la plantación, el titular del Infona acotó que a los 2 años se realiza el primer raleo que se da cuando se entresaca árboles en un monte para beneficiarlo cortando los de madera menos aprovechable. Este primer raleo deja una ganancia por hectárea de G. 3 millones.

 

Luego, a los 5 años se realiza el segundo raleo, que arroja G. 10.600.000 de rentabilidad y a los 10 años se puede obtener una ganancia de G. 60 millones por hectárea, totalizando G. 73.800.000 de ingreso total que se obtiene por la venta de madera y leña, de una hectárea de eucalipto. (Ver info).

El 81% del ingreso total corresponde a la venta de la madera y leña que se obtiene en el último año, según los técnicos del Infona.

 

De Barros Barreto dijo luego que existe un déficit de materia prima, energético, leña, carbón y chips, porque toda la agroindustria nacional se abastece de biomasa como ser: secaderos de granos, aceiteras, frigoríficos, tabacaleras, pollerías, cerámicas, olerías, chiperías y otras industrias pequeñas.

En setiembre pasado, el Poder Ejecutivo firmó un decreto promoviendo e impulsando todas las inversiones para plantaciones industriales, energéticas y celulosas a fin de ampliar la superficie de reforestación.

 

SUBSIDIO DE G. 4 MILLONES

 

De Barros afirmó que la entidad estatal facilita a los productores un subsidio por única vez de G. 4 millones con la condición de que el productor plante y cuide la hectárea reforestada. “Trabajamos con los asentamientos más vulnerables del país, Concepción, San Pedro, Caaguazú. El Infona se encarga de facilitarle un manual de procedimiento, donde tienen que llenar los datos, el lugar de las plantaciones se georreferencia para que se pueda realizar monitoreo permanente”, explicó el ingeniero.

 

Juan Carlos Altieri, presidente de la Federación Paraguaya de Madereros (Fepama), explicó por su parte que la reforestación en las experiencias actuales “es un negocio más rentable que la plantación de soja”. Dijo que están pendientes del nuevo crédito blando que planean anunciar las autoridades a principios de enero del 2015 para impulsar nuevos proyectos forestales.

Por su parte, Ricardo Kiriluk, de la empresa forestal Pomera, aseguró que trabajando con tecnología se pueden lograr rindes muy competitivos similares a lo que se dan en otros países de Latinoamérica.

 

MATRIZ ENERGÉTICA

 

El Gobierno pretende insertar el componente forestal en las pequeñas fincas campesinas, como un sistema de renta y autoconsumo de leña, y la producción de madera sólida para las industrias. La matriz energética nacional depende de un 46% de biomasa forestal. “Por más que tengamos las dos hidroeléctricas, 17% y 38% es fuel oil. Y justamente esta situación es lo que nos hace competitivos como país pues es la energía más barata del mundo y es energía renovable”, indicó el titular del Infona.

Explicó que estos proyectos son para descomprimir la acción que existe hoy sobre los bosques nativos. Desde el año 1980 se perdió 8 millones de hectáreas en todo el país.

Por otro lado, desde el punto de vista social, la parte forestal es el rubro que mayor mano de obra genera comparativamente con todos los rubros de producción. (Ver info).

Según un estudio de la FAO, desde la plantación, instalación de la parcela, transporte y comercialización, genera 4,4 empleos en forma directa e indirecta.

Desde el punto de vista económico, hoy en día el sector forestar es una actividad productiva rentable. “Países de la región como Uruguay, Chile, Brasil, aumentaron y dieron un cambio drástico en las economías de sus países apuntando al sector forestal. En el Uruguay hoy se exporta por US$ 1.875 millones y está en el tercer lugar de mayor exportación a nivel nacional, de madera, específicamente pasta de celulosa”, afirmó el ingeniero De Barros.

Dijo que hoy en día hay varias empresas privadas que se están dedicando al rubro forestal. “Hay muchos inversionistas extranjeros que vienen. Hemos concretado una inversión de US$ 88 millones para plantaciones forestales que ya se han iniciado, en el departamento de Caaguazú”, concluyó.

show_section: Sur Forestal