Imprimir
PDF
11
Octubre
2016

Paraguay oficializa su política energética para los próximos 25 años

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El presidente de la República del Paraguay, Horacio Cartes, dictó el Decreto N° 6.092 por el cual se aprueba la política energética del país y se designa coordinador para su difusión y ejecución al ministro Juan Carlos López Moreira, secretario general y jefe del Gabinete Civil de la Presidencia, según informó la Asesoría Jurídica de la Presidencia de la República. "La energía es un factor de crecimiento económico, desarrollo industrial y de progreso social, lo cual hace indispensable políticas de Estado que estén orientadas a atender las necesidades de energía de la población y de todos los sectores productivos, con criterios de calidad, responsabilidad socioambiental y eficiencia”, fundamentan en el decreto. El uso de la bioenergía por biomasa forestal será contemplada en la estrategia.

Fuente: FEPAMA

 

 

PARAGUAY (11/10/2016).- Se trata de un trabajo iniciado en diciembre de 2013 por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, con el apoyo de la Mesa Energética Nacional. En el mismo se definen las acciones a ser implementadas durante los próximos 25 años, con la visión y objetivos a corto, mediano y largo plazo, así como las estrategias y acciones puntuales.

 

Esta Mesa Energética Nacional está integrada por el titular de Industria y Comercio, la Secretaría Técnica de lanificación, la Secretaría del Ambiente, el presidente de PETROPAR, la Administración Nacional de Electricidad, INFONA y los representantes de las Binacionales Yacyretá e Itaipú.

 

Los 5 objetivos claves son:

 

1-Garantizar la energía a todos los ciudadanos, con ciertos criterios de autoabastecimiento, eficiencia y mínimo costo, así como respeto socio-ambiental.

 

2-La seguridad energética, utilizando para eso todos nuestros recursos primarios; y posterior a ello, incentivar la producción de hidrocarburos.

 

3-Convertir al Paraguay en un centro, en un eje de integración regional, teniendo en cuenta nuestra ubicación en la región; además del potencial energético que tenemos.

 

4- La concienciación a la ciudadanía en la utilización de la energía; teniendo en cuenta que si bien es cierto que hoy tenemos mucha energía eléctrica, en un futuro no muy lejano también tendremos la necesidad de producir más y en consecuencia hay que hacer un trabajo a nivel nacional.

 

5- Utilizar las fuentes nacionales de energía – hidroelectricidad, bioenergías y otras fuentes alternativas – e incentivar la producción de hidrocarburos, como recursos estratégicos para reducir la dependencia externa e incrementar la generación de mayor valor agregado nacional.

 

En el mencionado decreto presidencial se designa también a un secretario ejecutivo (Mauricio Bejarano, viceministro de Minas y Energía) para la difusión y ejecución de la política pública.

 

Asimismo, se destaca que “la energía es un factor de crecimiento económico, desarrollo industrial y de progreso social, lo cual hace indispensable políticas de Estado que estén orientadas a atender las necesidades de energía de la población y de todos los sectores productivos, con criterios de calidad, responsabilidad socioambiental y eficiencia”.

 

El acto administrativo “designa a López Moreira y Bejarano”, y dice que “la política energética tendrá una amplia difusión y contará con el apoyo y asesoramiento técnico, legal y económico-financiero del Gabinete del Viceministerio de Minas y Energía”.

 

Una política energética permitirá un mejor manejo de las hidroeléctricas y de otras fuentes de energía en el país, para aprovechar los recursos naturales en bien de la población.

show_section: Sur Forestal