Imprimir
PDF
22
Marzo
2013

Perú lanza Inventario Nacional Forestal para salvar los bosques

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El Gobierno peruano lanzó el primer Inventario Nacional Forestal (INF) que busca detener la depredación de los bosques, que se estima en 150.000 hectáreas al año, y hacer frente al cambio climático, con apoyo financiero y técnico de Finlandia y de la FAO.

El proyecto "Inventario Nacional Forestal y manejo sostenible ante el cambio climático" se realizará en cinco años y demandará una inversión de seis millones de dólares, 3,5 de ellos aportados por Finlandia y el resto de los ministerios de Agricultura y del Ambiente, con el objetivo de obtener información fidedigna de la capacidad forestal peruana con un enfoque integral.

"La FAO pone a disposición del gobierno peruano sus mejores especialistas y expertos en manejo ambiental, estudios de suelos, de bosques y cambio climático, muchos de ellos ya están en Perú", dijo a la AFP Jorge Elgegren, representante adjunto de la FAO - la Organización de las Naciones Unidas para Alimentación y Agricultura- en Perú.

Elgegren explicó que brigadas de técnicos peruanos, encabezados por expertos de la FAO, comenzarán a recorrer los bosques para realizar una investigación completa de alta tecnología.

El lanzamiento del INF se realizó la tarde del jueves, celebrando el "Día Internacional de los Bosques", en el bosque seco de la Comunidad "José Ignacio Tavara", situado en la región Piura (norte), con asistencia de funcionarios de la FAO y de los ministerio de Agricultura y del Ambiente.

"Fue un acto simbólico por lo que representa un bosque seco en Piura, un lugar donde crecen árboles y plantas, habitan animales en áreas que no reciben lluvia durante muchos meses del año", dijo Elgegren.

Además, "por la difícil situación que pasan los árboles de algarrobo en peligro de extinción en los bosques secos peruanos porque son depredados por la población y comerciantes para convertirlo en carbón de madera", agregó el funcionario.

Se eligió Piura por la labor del gobierno regional que lucha para combatir la depredación de los bosques; para ello se aprobó una norma para la zonificación ecológica y económica de la región a fin de proteger las áreas boscosas, subrayó.

El funcionario de la FAO señaló que Perú es uno de los pocos países en Sudamérica que no tiene un inventario forestal. "Brasil, Ecuador y países centroamericanos han desarrollado tecnología y experiencia larga en inventarios forestales".

El programa INF comprende todo el territorio nacional, es decir, los bosques amazónicos y los bosques secos del norte e interandinos.

La FAO participa en iniciativas de este tipo desde los años 60 y apoya a diferentes gobiernos, especialmente en aquellos países que cuentan con bosques tropicales.

Perú es uno de los cinco países -como Ecuador y Tanzania- en el mundo que contará con el apoyo del organismo internacional para desarrollar esta tarea.

El ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, dijo que "la importancia del INF recae en que se podrá utilizar para el desarrollo de políticas y prácticas que afectan a los bosques y al sector forestal".

Perú ha utilizado hasta ahora información secundaria y externa que facilitan organismos internacionales. El INF "nos permite saber cuál es el volumen, especie y ubicación de los bosques a fin de construir políticas más sólidas", explicó.

"También políticas para controlar la tala ilegal o incentivos para que las comunidades puedan dedicarse a practicas sostenibles del bosques, se le brinde un valor como bosque vivo sin depredación", acotó.

Asimismo, se podrá informar a las comunidades que habitan en los bosques la forma de desarrollar cultivos para solucionar su economía y la vez mantener el bosque, conocer nuevas técnicas de captura de carbono y saber que hoy en día hay mercado de carbono que permite una ganancia si se mantiene el bosque en pie.

Hace una semana, se anunció que la multinacional Walt Disney, asumió el compromiso de combatir la deforestación, al comprar 3,5 millones de dólares en bonos de carbono para evitar la destrucción de un bosque en la región amazónica peruana.

Pulgar Vidal reveló que el ministerio del Ambiente está trabajando con un observatorio aéreo para determinar cual es la situación de salud del bosque y metodología para determinar la capacidad de captura de carbono.

"Lo que vamos a tener es un bosque bien identificado para saber cómo los vamos a utilizar en el futuro como activo para crecimiento de sus habitantes y de los alimentos que producen para ser bien utilizados", precisó.

show_section: Sur Forestal