Imprimir
PDF
06
Septiembre
2013

Plantaciones forestales incrementan a una tasa de 25 mil hectáreas por año en Uruguay

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

"La gran mayoría se instalan en predios agropecuarios complementando en aquellos suelos de menor productividad las tradicionales producciones agrícola y pecuaria y en acuerdo con empresas forestales ya instaladas”, informó Atilio Ligrone, gerente de la Sociedad de Productores Forestales del Uruguay, en su entrevista para el Agroanuario de El Observador.

Fuente: El Observador de Uruguay

 

URUGUAY (6/9/2013).- “El área de bosques plantados se incrementa a una tasa promedio de 25.000 hectáreas por año. La gran mayoría se instalan en predios agropecuarios complementando en aquellos suelos de menor productividad las tradicionales producciones agrícola y pecuaria y en acuerdo con empresas forestales ya instaladas”, informó Atilio Ligrone, gerente de la Sociedad de Productores Forestales del Uruguay, en su entrevista para el Agroanuario de El Observador.

 

Agregó que “las exportaciones de productos forestales (incluida la celulosa) en 2012 totalizaron poco menos de US$ 1.000 millones, lo que significó una reducción del 13,5% con respecto al año anterior. Estas bajas en los volúmenes de exportación y particularmente en madera rolliza y chips determinaron una disminución de la extracción de madera en 2012 del orden de 1,3 millones de metros cúbicos (13% menos que en 2011). Esta reducción afectó el nivel de actividad de las empresas de cosecha de madera así como el resto de las actividades de logística conexas con las consiguientes repercusiones sobre el empleo”.

 

Por otro lado, “el primer semestre de 2013 mostró cierta recuperación que había comenzado a insinuarse en el segundo semestre de 2012, fundamentalmente en las exportaciones de madera aserrada y tableros de madera, en tanto la exportación de chips continuó disminuyendo en alrededor de un 13% como consecuencia de una menor demanda y un menor precio. Se espera que la extracción total de madera mejore durante el resto del año, como consecuencia de una mayor cosecha de rollizos con destino a la segunda planta industrial de celulosa que se espera comience a operar en el último cuatrimestre del año. A esta situación de demanda y precios internacionales inestables y en algunos casos operando a la baja, se debe agregar la reducción del tipo de cambio y el aumento de los principales costos de producción, lo que ha redundado en una pérdida importante de competitividad”.

 

show_section: Sur Forestal