Imprimir
PDF
04
Mayo
2017

Uruguay y la finlandesa UPM-ex Botnia logran un acuerdo en temas clave para instalar segunda pastera

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Reunión entre el Gobierno y UPM en la oficina presidencial de Suárez y ReyesEl Gobierno uruguayo y los representantes de la papelera finlandesa UPM alcanzaron ayer en Montevideo un acuerdo "respecto a los principales temas de la agenda de negociación" para la instalación de una planta de celulosa en Uruguay, informó la Presidencia. La inversión está condicionada a la concesión de exoneraciones tributarias en régimen de zona franca y de una adecuación extraordinaria en la infraestructura. De concretarse, De concretarse la inversión, se ubicaría a orillas del Río Negro, en el centro del país.

 

 

 

Fuente: El Economista

 

MONTEVIDEO.- Uruguay tendrá una tercera planta de celulosa que determinará que ese producto se consolide como el principal rubro de exportación del país, luego del pre acuerdo logrado ayer entre el gobierno de Tabaré Vázquez y los representantes de la compañía finlandesa UPM. Este miércoles, el presidente uruguayo y todo su gabinete de ministros se reunió con altos ejecutivos de la empresa y avanzaron en las condiciones que tendrá la mayor inversión privada del país, y que está condicionada a la concesión de exoneraciones tributarias en régimen de zona franca y de una adecuación extraordinaria en la infraestructura.

 

La nueva planta no estará en la frontera con argentina, como sí lo está la de UPM de Fray Bentos (frente a Gualeguaychú) y la de Montes del Plata de Stora-Enso y Arauco en Conchillas, Colonia (frente a Buenos Aires). Esta tercera mega fábrica se ubicará sobre el Río Negro, que atraviesa el país y desemboca en el río Uruguay.

 

La prensa internacional se hizo eco del acuerdo del gobierno uruguayo y los representantes de la pastera finlandesa UPM que se llevó a cabo ayer en Montevideo para avanzar en un acuerdo "respecto a los principales temas de la agenda de negociación" que tiene como objetivo la instalación de una planta de celulosa en Uruguay, según informó la Presidencia.

"Las negociaciones entre el Gobierno de Uruguay y UPM sobre el desarrollo de la infraestructura y otros requisitos para el crecimiento industrial a largo plazo en el país han logrado importantes avances", declaró Jakko Sarantola, vicepresidente sénior de la Plataforma de Desarrollo de Negocios de la empresa finlandesa.

Asimismo, agregó que se alcanzó un acuerdo "respecto a la mayoría de los principales temas de la agenda de negociación", que se desarrolla desde hace varios meses entre el Ejecutivo uruguayo y la papelera finlandesa.

 

Este miércoles representantes de UPM y el gabinete de Gobierno, encabezado por el presidente Tabaré Vázquez, mantuvieron una reunión en la residencia presidencial de Montevideo.

En este sentido, el Gobierno uruguayo emitió un comunicado en el que asegura que, tras este acuerdo, la primera fase de negociación está llegando a su final.

"Recordamos que esta primera fase tiene como objetivo establecer las premisas básicas y compromisos de las partes hacia la concreción de la que sería la mayor inversión de la historia de nuestro país", detalló el Gobierno uruguayo.

Una vez culminada esta etapa, las partes firmarán un Acuerdo de Inversión, en el que "ya se ha empezado a trabajar" y que permitirá "entrar en una segunda fase de avances en materia de la construcción y adaptación de la infraestructura necesaria".

 

Finalmente, una vez que las dos primeras etapas concluyan satisfactoriamente, UPM "iniciará el proceso regular de análisis y preparación de una decisión de inversión respecto a una potencial fábrica de celulosa", según explicó la empresa en un comunicado.

De concretarse la inversión, Uruguay pasaría a contar con una tercera planta de celulosa en su territorio, la segunda de UPM, que se ubicaría a orillas del Río Negro, en el centro del país.

La primera planta que instaló la papelera finlandesa en Uruguay, en la ciudad de Fray Bentos, en el departamento de Río Negro, generó tensiones entre Uruguay y Argentina durante los Gobiernos de Vázquez (2005-2010) y sus homólogos argentinos Néstor Kirchner primero y Cristina Fernández después.

 

Esa crisis se debió a la oposición argentina a la construcción de la primera planta de celulosa de UPM en territorio uruguayo, ubicada en Fray Bentos, localidad a orillas del río Uruguay.

 

El conflicto derivó en un juicio frente a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, que en 2010 determinó que la planta no contamina, contrariamente a lo que afirmaban las autoridades argentinas, pero que el Gobierno uruguayo no informó debidamente al vecino país, como exigían los acuerdos bilaterales.

Pese a este conflicto, en agosto de 2016 Vázquez aseguró que su homólogo argentino, Mauricio Macri, dio el beneplácito para la instalación de esta segunda planta de UPM en Uruguay.

 

 

 

 

 

 

 

show_section: Sur Forestal